La Rioja

Villamediana se empapa de fiesta

Sobre los jóvenes que esperaban el cohete descargaron gotas de agua y una lluvia de confetis. :: p.h.
Sobre los jóvenes que esperaban el cohete descargaron gotas de agua y una lluvia de confetis. :: p.h.
  • Camino Real leyó el pregón que abrió cuatro jornadas de celebración por San Isidro

Aguantó hasta bien avanzada la tarde y, en torno a media hora antes del inicio oficial de las fiestas de San Isidro, rompió a llover sobre Villamediana de Iregua. Ocurrió casi como con las ganas de celebración, que fueron en aumento durante los actos previos (una novedosa exhibición de coches de radio control con gran ambiente y el espectáculo infantil en la biblioteca) y que estallaron en el momento del cohete.

Un cohete que los villametrenses vivieron ayer con el paraguas en la mano y la vista puesta en las nubes, pero con el mismo ánimo de pasarlo bien. O más. Porque no se lanzó uno, sino que hasta seis subieron al cielo para abrir cuatro días de festejos con numerosas novedades.

La primera salió al balcón del Ayuntamiento para proceder a inaugurar este tiempo de celebración. Los miembros del grupo de danzas Camino Real fueron los encargados de disparar el cohete anunciador y también de leer el pregón festivo, con motivo del 25 aniversario de la entidad. Junto a ellos estaban la alcaldesa, Ana Belén Martínez, y el concejal de Festejos, Enrique San Román.

Y es que el nuevo equipo de gobierno se ha propuesto que, a partir de ahora, el cohete tenga un carácter popular y se lleve a cabo la lectura de un pregón. Este honor recayó en la socia fundadora de Camino Real, Mónica Martínez, quien recordó la constitución de la agrupación el 12 de noviembre de 1992 y lo aprendido en este tiempo «de nuestras familias y de los amigos de Villamediana». «La palabra amistad que tanto nos representa deberíamos cultivarla siempre y no hay mejor momento que las fiestas de nuestro pueblo», dijo; por lo que animó a sus vecinos a «cometer algunos excesos de alegría y bailar, cantar, reír, subir a las bodegas y dar abrazos a los amigos».

Tras su discurso, sobre los muchos niños y jóvenes que aguardaban bajo la balconada descargó otro aguacero, aunque en esta ocasión de grandes globos y confetis. Y como había muchas ganas de disfrutar pero la lluvia no cesaba, los villametrenses buscaron cobijo en los soportales que rodean la plaza Cándido Sarramián para hincarle el diente al choricillo a la sidra que sirvió Camino Real y escuchar la música de RocKalean.

El buen ambiente continuará hoy con tres de las diez degustaciones programadas para estas fiestas y el concurso de postres, piraguas a las 10 horas, sesión vermú con The Derty Gerties a las 13.30, grand prix a las 17.30 horas, pelota a las 19.30, fuegos artificiales y orquesta. Y esta vez sí que se prevé que brille el sol.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate