La Rioja

Franciscanos y Gobierno buscarán una alternativa de futuro para el monasterio

Los representantes franciscanos, con José Ignacio Ceniceros y Leonor González Menorca. ::
Los representantes franciscanos, con José Ignacio Ceniceros y Leonor González Menorca. :: / GOB. RIOJA
  • Los representantes de la orden religiosa se comprometen a mantener abierto Santa María la Real al menos hasta el verano

Los cuatro frailes que custodian el monasterio de Santa María la Real de Nájera permanecerán en él, de momento, hasta el próximo verano. La decisión, que fue comunicada ayer por el Gobierno de La Rioja, se dedujo en la reunión que el presidente del Ejecutivo, José Ignacio Ceniceros, y la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, mantuvieron con el padre provincial, Juan María Martínez de Ilárduya, y el vicario provincial de los Franciscanos, José María Arregui.

En la conversación, que cogió por sorpresa a todos debido a que no se esperaba hasta que el mes de enero estuviera más avanzado, los representantes franciscanos se comprometieron a mantener abierta la comunidad religiosa, al menos, hasta el próximo verano.

De esta manera, todos los agentes implicados e interesados en que los cuatro frailes continúen con sus labores en el monasterio han logrado ganar algo de tiempo para buscar, en el seno del Patronato de Santa María La Real de Nájera, una solución final en la que se cumpla el objetivo marcado.

La reunión de ayer no ha sido la única acción emprendida para cumplir dicho objetivo. Al recibir la noticia, la comunidad franciscana najerina habló con el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada- Logroño para solicitar su apoyo.

Además, el pueblo de Nájera también se ha manifestado públicamente para apoyar a los frailes. De hecho, el pasado 18 de diciembre alrededor de 2.500 personas se concentraron en la Plaza de España de Nájera para expresar su disconformidad con la decisión adoptada por el superior de la orden franciscana, con sede en Aránzazu (Vizcaya).

Recogida de firmas

El Ayuntamiento de la localidad también quiso mostrar su apoyo a los frailes. Para ello realizó unos pliegos de recogida de firmas que fueron repartidos en comercios y establecimientos hosteleros de Nájera y que no tardaron en ser ocupados por miles de firmas de los habitantes najerinos.

Pese a todo este proceso de incertidumbre que rodea el futuro del histórico edificio najerino, desde el Ejecutivo riojano aseguran que esta situación no afectará a la continuidad de las visitas turísticas al monasterio, uno de los principales recursos turísticos para la comarca de Nájera muy ligado al camino de Santiago.

La realidad es que el futuro para Santa María la Real sigue siendo una incógnita para las autoridades implicadas, los habitantes de Nájera e incluso para los propios afectados, los cuatro frailes custodios, pero al menos la decisión ha sido prorrogada y tengan o no que marcharse no se sabrá hasta verano.