La Rioja

El balneario de Grávalos reabrirá en primavera

Dos personas toman un baño en un 'jacuzzi' en el balneario de Grávalos.
Dos personas toman un baño en un 'jacuzzi' en el balneario de Grávalos. / Sonia Tercero
  • La instalación, reabierta en el 2015, recuperará la actividad comercial de la mano de la cadena Relais Termal

El balneario riojano de Grávalos, que abrirá sus puertas la próxima primavera y cuyo hotel tiene ochenta habitaciones, se incorpora a la cadena Relais Termal, que está presente en seis comunidades autónomas, donde dispone de siete balnearios y diez hoteles con 1.400 plazas.

Relais Termal, en una nota, ha detallado hoy que este complejo termal de Grávalos está formado por un balneario inaugurado en 2015, aunque su uso data del siglo XIX; y un hotel de cuatro estrellas de nueva construcción con ochenta habitaciones.

Sus datos indican que del manantial sobre el que se asienta el balneario brotan aguas sulfurosas, especialmente indicadas para el tratamiento de afecciones respiratorias, dermatológicas, reumáticas y digestivas.

En sus instalaciones, totalmente nuevas, se ofrecen las más avanzadas técnicas hidrológicas, complementadas por tratamientos especialmente diseñados para aprovechar todo el potencial de las propiedades medicinales del manantial, ha indicado.

Uno de los mayores atractivos del balneario de Grávalos es la piscina activa, orientada a los jardines por una gran cristalera, ha señalado Relais Termal, que ha recordado que a su alrededor se encuentran los yacimientos paleontológicos de Enciso e Igea y el celtíbero de Contrebia Leucade, en Aguilar del Río Alhama.

Ha señalado que el Ayuntamiento de Grávalos ha concedido en concurso público la gestión del balneario ubicado en este municipio riojano a la empresa "Tresmares S.A.", propietaria de los balnearios Relais Termal.

La cadena, con el lema "Balnearios auténticos" y presidida por el empresario cántabro Miguel Mirones, es la primera de España y la segunda de Europa, de acuerdo con sus datos.

El presidente de la cadena ha asegurado que, "tras superar unos años complicados por la crisis, igual que muchas empresas españolas, 2016 ha significado el punto de inflexión en el proyecto de expansión de Relais Termal, hasta conseguir consolidarse como la primera cadena nacional de balnearios".

Ha añadido que "estos balnearios actúan como vaso comunicante entre el turismo y la salud, recordando la larga tradición de los balnearios, que en el siglo XIX y principios del XX eran el gran referente turístico europeo".

En la actualidad, Relais Termal está formada por los establecimientos Gran Hotel Balneario y Hotel Termas de Liérganes (Cantabria), Balneario de Cestona (Guipúzcoa), Balneario Acuña (Caldas de Reis, Pontevedra), Termas Pallarés en Alhama de Aragón (Zaragoza) y Balneario de Graena (Cortes y Graena, Granada).

A ellos se unen los balnearios de Grávalos y el de Los Baños de La Albotea, en el municipio riojano de Cervera del Río Alhama y que está pendiente de apertura.

Todos ellos se asientan sobre manantiales naturales de aguas mineromedicinales, utilizados desde hace siglos por el hombre y cuyos beneficios han sido reconocidos científicamente, ha afirmado.

Durante 2016, ha precisado, han trabajado en esos balnearios y en los servicios centrales 460 trabajadores de forma directa y otros tantos de forma indirecta, ya que los establecimientos termales están ubicados en enclaves rurales y actúan como dinamizadores, al recuperarse el concepto de villa termal.

Los servicios centrales de la cadena se mantienen en Santander, en 2016 ha apuntalado el modelo de gestión y de servicios que ofrece y ha conseguido que todos sus balnearios obtengan las certificaciones de calidad ISO y la Q de Calidad.