La Rioja

Se ordena el cierre de ventanas del palacio de Constantino Garrán

Excrementos amontonados sobre la calle Mayor
Excrementos amontonados sobre la calle Mayor / Pablo José Pérez
  • El abandono del histórico edificio ha propiciado que se encuentren palomas muertas y excrementos de aves

Los propietarios de la casa-palacio de los Condes de Rodezno, de Nájera, edificio situado en la confluencia de las calles Mayor y Constantino Garrán, han vuelto a recibir una orden del Ayuntamiento para que revisen y cierren todos los huecos existentes en el edificio y limpien y eliminen los excrementos de palomas del interior y el exterior para mantener el edificio en condiciones de seguridad y salubridad.

Según una inspección realizada «existe una multitud importante en dimensiones, cantidad y espesor de excrementos secos de palomas y en gran número muertas creando todo ello un ambiente y visión general interior deplorable». Ante este panorama, los técnicos consideran que «se están creando las condiciones para que se desarrollen protozoarios, hongos, bacterias o clamidias y virus, con el peligro que ello representa y que radica en la inhalación del excremento en forma de polvo microscópico pudiendo afectar y transmitir enfermedades a humanos».

Se trata de una situación preocupante, ya que en esa zona hay un gran tránsito de personas, al ser el casco histórico y comercial de la ciudad. El Ayuntamiento ha dado un plazo de 15 días para acabar con el problema y en caso contrario se realizará de manera subsidiaria.

Junto a la orden se ha dado instrucciones sobre la forma de retirar los excrementos, con el fin de que el polvillo no llegue a la calle y no afecte a los transeúntes. Para ello ha de usarse mascarillas, guantes y ropa adecuada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate