La Rioja

Navidad en Contrebia Leucade

Durante cuatro meses se desarrolla una campaña de excavaciones en Contrebia Leucade. :: j. a .l.
Durante cuatro meses se desarrolla una campaña de excavaciones en Contrebia Leucade. :: j. a .l.
  • La campaña de excavaciones comenzó el 1 de diciembre y durará cuatro meses

La campaña de excavaciones en Contrebia Leucade de este año se inició el pasado día 1 de diciembre y está previsto que los trabajos tengan una duración de cuatro meses. El equipo que dirige José Antonio Hernández Vera va a continuar trabajando en el mismo espacio en que se centró la campaña anterior, es decir, se focalizará en la parte posterior de la muralla romana. Tanto la duración de la campaña como los seis peones y dos técnicos contratados no permitirán grandes avances, pero, según sus promotores, servirá para realizar trabajos de limpieza de las zonas analizadas en años anteriores, continuar excavando en las proximidades de la muralla romana del siglo I, descubrir alguna vivienda, mejorar el tránsito y la seguridad de los visitantes, así como recuperar el trazado de alguna de las calles celtibéricas que han aflorado en actuaciones anteriores.

La campaña tiene como objetivo excavar, acondicionar y restaurar. Todo ello se realizará teniendo presentes futuras acciones dentro del proyecto que contempla Contrebia Leucade como Bien de Interés Cultural (BIC) y la prevista inversión del 1 % cultural procedente del Ministerio de Fomento. Pero las primeras labores del equipo de Hernández Vera se centran en limpiar las inmediaciones de la puerta de acceso a la ciudad y la zona excavada durante el 2015. Los planes de esta campaña contemplan, también, la necesidad de realizar algunas modificaciones en el área de acceso para dar mayor seguridad a los visitantes, de manera que se conecte directamente la puerta romana con la calle medieval próxima a la vaguada, eje principal al que convergen todas las calles de la ciudad.

Perfectamente planificada

Contrebia Leucade, el yacimiento ubicado en Aguilar del Río Alhama y que conserva vestigios desde la Edad del Bronce hasta la época romana, tiene una gran densidad de caserío, lo que indica que era un núcleo importante para momentos de emergencia y con gran capacidad defensiva. Esto justifica la urbanización en ladera aprovechando las curvas de nivel de este terreno. Los contrebienses construyeron las calles por las que transitaron sus habitantes, las caballerías y los carros que dejaron profundamente marcadas sus rodadas y, para ello, sortearon perfectamente las dificultades del terreno. Se trata de una ciudad que fue perfectamente planificada y realizada, dice el director del yacimiento, Hernández Vera.

Toneladas de tierra y piedra cubren los distintos espacios que comprende el inmenso yacimiento arqueológico de La Rioja Baja. Son materiales que se han ido acumulando a lo largo de los siglos hasta cubrir una ciudad que fue un enclave importante y de un valor estratégico muy destacado. Situada entre el valle del Ebro y la meseta castellana, desempeñó un papel destacado en las incursiones que los romanos hicieron desde la antigua Graccurris (Alfaro) en su empeño por dominar la indómita Numancia. El marqués de Traggia hizo su aproximación al legendario poblado de Cruña y comenzó a excavar en el siglo XVIII; Blas Taracena, a partir de 1924, identificó el yacimiento como Contrebia Leucade y trabajó en él con criterios arqueológicos; y en los últimos años, José Antonio Hernández Vera ha dirigido campaña tras campaña y ha conseguido darle al yacimiento difusión y relevancia. Todos esos trabajos tan solo han permitido que aflore la punta de un iceberg arqueológico que espera el impulso económico que le corresponde como Bien de Interés Cultural y los fondos procedentes del 1% cultural del Ministerio de Fomento.

Mientras tanto, Contrebia, bajo la dirección de Hernández Vera, sigue avanzando en las sucesivas campañas que se vienen repitiendo año tras año. La iniciada este año tendrá una duración de cuatro meses pese a no ser las mejores fechas para trabajar en Contrebia y rescatar el nombre de una ciudad que el peso de los siglos ha mantenido en el olvido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate