La Rioja

Adjudicadas la mejoras en las travesías de Hervías y la rotonda en Arnedo por 956.500 euros

Calle de Hervías.
Calle de Hervías. / Javier Albo
  • Las obras mejorarán la conexión del Alto Cidacos y la seguridad vial en la localidad riojalteña

El Gobierno de La Rioja ha adjudicado las obras para el acondicionamiento de la travesía de Hervías en la carretera LR-309 y también la construcción de la rotonda en Arnedo en la intersección de la LR-115 y la LR-584 hacia el alto Cidacos por un importe conjunto de 956.510 euros.

La nueva rotonda se ha adjudicado a Eurocontratas por 707.051 euros, con el fin de aumentar la seguridad vial en la entrada y la salida hacia los municipios del alto Cidacos (Herce, Santa Eulalia Bajera o Arnedillo), ha explicado el Ejecutivo regional en una nota.

Además, se completará la remodelación integral de la principal arteria del municipio (paseo de la Constitución y avenida de Numancia) que se ha acometido en los últimos años.

La nueva glorieta contará con un radio interior de 20 metros y 30,5 metros en el exterior para albergar dos carriles con 4 metros cada uno.

Asimismo, se acondicionará una acera para facilitar el tránsito de los peatones y protegerlos de la circulación de los vehículos y la acera dispondrá de alumbrado público.

Separar el tráfico de los peatones

En el caso de la travesía de Hervías, la empresa adjudicataria ha sido la UTE Harinsa Navasfalt/HNV Infraestructuras por un importe de 249.458 euros, con el fin de incrementar la seguridad vial en el acceso al municipio.

En esta zona se encuentran algunos de los servicios más frecuentados por los vecinos, caso del Ayuntamiento, entidades financieras, instalaciones deportivas y se considera necesario separar adecuadamente el tráfico rodado del tránsito peatonal.

Las obras, que se llevarán a cabo a lo largo de 700 metros de longitud, contemplan la construcción de aceras y el acondicionamiento urbano con la instalación de mobiliario y la instalación de alumbrado público.

También se renovará el firme, se sustituirán las señales de tráfico, se mejorará el drenaje y se colocarán reductores de velocidad y pasos de peatones elevados.