La Rioja

Haro firma con el Ministerio de Fomento el protocolo para las obras del María Díaz

Estado que presentaba ayer el edificio María Díaz, del que se retiró la lona que cubría la fachada. :: c.v.
Estado que presentaba ayer el edificio María Díaz, del que se retiró la lona que cubría la fachada. :: c.v.
  • Los trabajos están pendientes de adjudicación ya que el proceso está en fase de valoración

Un nuevo paso se ha dado para el comienzo de la recuperación del María Díaz, un edificio neoclásico de finales del XIX que se sitúa en la unión de la calle de la Vega y Castañares. Días atrás, la alcaldesa de Haro Laura Rivado rubricó el protocolo de actuación con el Ministerio de Fomento, un documento que formaliza el inicio de las obras.

El edificio fue cedido al Ayuntamiento de Haro por la familia Briones para que se destinara a centro de ocio juvenil. El anterior equipo de gobierno llevó a cabo las negociaciones para conseguir que fuera el Ministerio de Fomento quien asumiera el importe total de la rehabilitación. La firma del protocolo legaliza el inicio de las obras por parte de la Administración estatal.

El pasado mes de junio comenzó la licitación de las obras y el 31 de agosto se abrieron los sobres con las propuestas presentadas. Según informa la página del Ministerio, aún no hay fecha de adjudicación. El proceso continúa en fase de estudio y en las próximas semanas se conocerá la empresa.

La licitación se ha hecho por un precio de 3.587.000 euros cantidad que puede ser mejorada a la baja. Fomento asume el 100% del presupuesto de rehabilitación. Desde el Ministerio repartieron el pago en varias anualidades que se han ido acumulando ya que el inicio de las obras estaba previsto para el pasado año.

La alcaldesa de Haro se mostraba ayer muy satisfecha con la firma del protocolo. «Existe una voluntad formal y la firma plasma ese compromiso de que se van a realizar las obras», aseguró Rivado.

En primavera, representantes del Ayuntamiento de Haro con Rivado a la cabeza se reunieron en Madrid con responsables de Fomento. En la reunión recordaron que faltaba la firma del protocolo y la licitación, que se hizo días después. También hubo que resolver un paso de servidumbre con la comunidad de vecinos colindante.

El María Díaz, bautizado así a petición de la familia Briones que cedió el edificio, será transformado en un centro juvenil. Durante las obras se vaciará el interior para dejar plantas diáfanas que destinarán a diferentes usos. Según el proyecto que redactaron Tabuenca y Leache habrá una sala de ensayos y almacén en el sótano, sala de actos en la planta baja, multiusos y recreativa en la primera, talleres y aula en la segunda y biblioteca, ciberteca y sala de ensayos en la tercera.