La Rioja

Ortigosa apuesta por la biomasa de restos forestales y crea 19 empleos

Ceniceros, González Menorca y Cuevas visitan la empresa ortigosana en compañía de sus propietarios y otras autoridades. :: p.h.
Ceniceros, González Menorca y Cuevas visitan la empresa ortigosana en compañía de sus propietarios y otras autoridades. :: p.h.
  • Bioenergía, surgida de la antigua cooperativa ortigosana, se dedica a la fabricación de pellets para uso doméstico e industrial

La empresa Bioenergía de Cameros ha apostado por la biomasa y ha creado 19 empleos en su planta de Ortigosa de Cameros. El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, felicitó ayer a los propietarios de la industria, Miguel Ángel Martínez y Joaquín Cezón, por «relanzar de nuevo la actividad en el municipio» y por generar puestos de trabajo en Cameros «donde no tenemos demasiadas empresas», con la salvedad de Peñaclara y Montenevado.

Ceniceros acudió a la inauguración de Bioenergía de Cameros acompañado por la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, y el titular de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas.

Las autoridades regionales recorrieron las tres naves de esta industria en Ortigosa, gestada en el 2014 a partir de la histórica Cooperativa Cristo Obrero que durante seis décadas se centró en la fabricación de mesas y sillas plegables de madera y que había languidecido en los últimos años. Así, Martínez y Cezón compraron las acciones de los últimos socios de la cooperativa, invirtieron más de millón y medio de euros en el proyecto de la biomasa e incorporaron esta nueva línea de producción a la tradicional de las mesas y las sillas.

Competitividad

«Volvéis a ser competitivos», les dijo Ceniceros, quien recordó que la sierra «ha sido siempre una tierra de emprendedores». En este sentido destacó que la generación de actividad económica y empleo es la manera de «mantener vivos» los pueblos serranos, un objetivo con el que dijo que el Gobierno de La Rioja «está muy comprometido».

Bionergía de Cameros se dedica a la valorización de residuos forestales mediante la fabricación de pellets para uso doméstico e industrial y la comercialización de biomasa, por lo que el jefe del Ejecutivo regional subrayó además el compromiso de la planta con «la sostenibilidad ambiental y energética».

En la actualidad, la empresa ortigosana cuenta con 19 trabajadores directos (8 de los cuales eran los últimos que quedaron en la antigua cooperativa) y conlleva más de 20 empleos indirectos (extracción de madera, transporte y mantenimiento).