La Rioja

El enemigo es el vacío

vídeo

/ JUSTO RODRIGUEZ

  • Se constituye la sección de La Rioja en la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica que lucha contra la despoblación en los pueblos y busca visualizar en la UE este problema

El silencio puede llegar a invadirlo todo. Sin palabras, sin ruidos, sólo los que ya no escuchará nadie. Primero desaparecen los negocios, el trabajo, las familias y, después, lugares como el colegio del municipio dejan de existir. Lo llaman demotanasia, la enfermedad de la despoblación, a la que La Rioja no es inmune, ya que los últimos datos del INE indicaban que un tercio de los municipios de la región corre el riesgo de quedarse sin habitantes en los próximos años. Ya son menos de cien habitantes en 58 localidades de las 174 riojanas.

El vacío se extiende rápido, pero hay medidas para luchar con él. Una de ellas es unirse contra este mal en organimos como al ADSC, la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica. La sección riojana se constituyó a finales de este pasado octubre.

La ADSC explica en su manifiesto que "busca socios" para el proyecto 'Serranía Celibérica' y su objetivo es la difusión de esta fórmula para regenerar su territorio. La investigación arqueológica en diversos municipios "ha permitido visibilizar la entidad de la Serranía Celtibérica", dice en este mismo texto. A nivel nacional, explican que hablamos de "un territorio desestructurado, sin cohesión interna, con un patrimonio degradado, con la mayor tasa de envejecimiento de la Unión Europea y con los índices de natalidad más bajos, por lo que está biológicamente muerta y condenada a su desaparición". De ahí la unión de las localidades en busca de visibilidad en Europa y de la puesta en marcha de medidas para la captación de recursos y subvenciones para invertir en el bien de estos territorios.

El presidente de la sección riojana, Ángel de Pablo, explica que hay 77 pueblos de la sierra -que están por encima de los 700 metros de altitud- que sienten la despoblación en nuestra comunidad. El Camero Viejo es un gran ejemplo. La última iniciativa para conseguir fondos contra la despoblación rural ha sido la organización de la Ruta Celtibérica e intentar que Europa equipare y reconozca la situación de estos pueblos como lo hace con La Ponia.

Los expertos de este proyecto creen que "estamos sufriendo el mayor proceso de despoblación de la Unión Europea". Quienes viven en la Serranía Celtibérica apuntan que "se resisten a abandonarla". Es el sentimiento de parte de la sierra riojana.