La Rioja

Haro canaliza las aguas fecales en la calle Navarra

Edansa ya ha abierto la zanja para cambiar el colector. :: c.v.
Edansa ya ha abierto la zanja para cambiar el colector. :: c.v.
  • Edansa ha comenzado con la sustitución del actual colector, que tiene cerca de 120 años y producía «malos olores»

Los vecinos de la calle Navarra habían manifestado en alguna ocasión el mal olor que se respiraba al principio de la calle. El causante era un colector de aguas fecales con más de un siglo de antigüedad. Una zanja con paredes, suelos y losas de piedra permitían el paso de las aguas, prácticamente sin canalizar. El equipo de gobierno ha destinado 14.000 euros a la instalación de un gran tubo que permita un desvío provisional de las aguas.

Las obras se han adjudicado a Edansa, que está ejecutando otras obras también en Haro, y comenzaron el pasado martes. Los operarios han abierto la zanja que deja al descubierto el estado del colector. Una vez retiradas las losas, en los próximos días instalarán tubos de PVC que se cubrirán con tierra y hormigón. Además se habilitarán cuatro arquetas según ha informado el concejal de Obras Javier Redondo. «Es una reivindicación vecinal por problemas de salubridad y malos olores», informa el primer teniente de alcalde de Haro.

Esta es la primera de las actuaciones previstas en la calle Navarra, el acceso directo a la plaza de la Paz desde el barrio de la Estación. Las obras del colector se espera que estén listas en las próximas semanas y para el año que viene se ha dejado «una intervención más ambiciosa».

Para las calles Navarra, San Felices y Atalaya se han destinado 300.000 euros que contemplan la renovación de la red de abastecimiento y también un lavado de cara. La eliminación de los contenedores subterráneos al final de la calle Navarra o el acondicionamiento de las escaleras desde el aparcamiento son algunas de las actuaciones que se completarán con la semipeatonalización de la plaza de la Paz.