La Rioja

Unas jornadas para quitarse el sombrero

La exposición micológica reunió 251 especies de setas, contempladas por miles de personas durante buena parte de la mañana. :: albo
La exposición micológica reunió 251 especies de setas, contempladas por miles de personas durante buena parte de la mañana. :: albo
  • 'Amigos de Ezcaray' logra reunir 251 especies en su exposición micológica, impensable hace pocos días

Si setas y hongos pudieran se quitarían el sombrero como homenaje a la asociación Amigos de Ezcaray, que ayer cerró el 25 aniversario de sus Jornadas Micológicas con una exposición que, con todo en contra, logró reunir nada menos que 251 variedades, algo que sólo es posible gracias a un esfuerzo titánico y la colaboración de muchas personas. La muestra se rodeó de diversos actos -degustación, talleres, decoración micológica, fotografías, una muestra de cultivos a cargo del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón de La Rioja, puestos etc.-, que hicieron que la villa respirara micología por todos sus rincones; una 'traca final' participada por menos público que en años anteriores -aunque también numeroso-, debido a la meteorología, que acompañó en el cierre pero fue muy lluviosa la víspera, lo que sin duda echó por tierra muchos ánimos.

Con todo, los organizadores se mostraron muy satisfechos por el devenir de las jornadas, que han salvado con 'sobresaliente' de nota una de las dos peores temporadas micológicas que recuerdan en su cuarto de siglo promoviendo este programa. La lluvia, que por escasa tan difícil les ha puesto las cosas, llega ahora con visos de arreglar la campaña. El micólogo Carmelo Úbeda señaló que, «si no se echa el frío, las previsiones son muy buenas, porque el sábado se midieron aquí 45 litros de agua. Se ha producido un choque térmico, que activa los micelios y hace que salgan más setas, con lo que si la temperatura se mantiene por encima de los 6º, dentro de diez días, no antes, se van a poder coger bastantes en esta zona del Alto Oja».