La Rioja

Detalle de la ermita de San Felices en una romería pasada. :: c.v.
Detalle de la ermita de San Felices en una romería pasada. :: c.v.

Comienzan las obras de reparación del tejado de la ermita de San Felices

  • El Ayuntamiento de Haro, titular del templo, ha destinado 32.000 euros para los trabajos de mejora

Las personas que han subido estos días a San Felices se han encontrado con una imagen algo distinta de la ermita. Arriba del todo, junto a la imagen del patrón de Haro, se acumulan los ladrillos, los cubos y el cemento porque han comenzado las obras de mejora del tejado. El Ayuntamiento de Haro, propietario de la ermita, adjudicó hace unos días los trabajos de mejora para solucionar los problemas de humedad.

La cofradía de San Felices, responsable de cuidar, enseñar y velar por el templo, detectó tiempo atrás problemas de filtraciones cada vez que llovía. Se pusieron en contacto con el Consistorio jarrero para que fuera éste quien arreglara las obras.

Los técnicos municipales valoraron los trabajos, que al principio se estimaban en alrededor de los 6.000 euros, y finalmente optaron por una actuación mayor que ronda los 32.000 euros, ya que contemplaron más deficiencias.

Una de las singularidades de este rincón, declarado el Mejor de España en el 2014, es la existencia de terrazas encima del templo. Y su mala impermeabilización ha hecho que el agua se filtre hacia el interior de la ermita. Desde el Ayuntamiento de Haro vieron la necesidad de ampliar la intervención a las terrazas además de levantar el tejado, sanearlo y garantizar su impermeabilidad en los días de lluvia. El plazo para completar los trabajos es de un mes.

Desde el Consistorio jarrero se plantean también una serie de trabajos menores en la ermita como la reparación de algunas de las vigas del interior. Aún así, los técnicos municipales manifestaron en su visita que el estado de la ermita es bueno.

Desde su declaración como Mejor Rincón en el concurso de la Guía Repsol, hace dos años y unos meses, se han añadido mejoras como la barandilla en las escaleras de acceso, la creación de asadores cerrados o nuevas mesas en las campas, obra del anterior equipo de Gobierno.