La Rioja

Navarrete iluminará los 'certijos' para potenciar el turismo en el casco antiguo

Pasaje interior de la tipología local de soportal denominado 'certijo'. :: ayuntamiento de navarrete
Pasaje interior de la tipología local de soportal denominado 'certijo'. :: ayuntamiento de navarrete
  • La actuación, que se prevé que comience a lo largo de esta semana, incluye la colocación de alumbrado y mobiliario urbano en la calle La Cruz

El Ayuntamiento de Navarrete prevé iniciar a lo largo de esta semana una actuación para iluminar los singulares 'certijos' (una tipología local de soportal) y, de este modo, impulsar el «potencial turístico del casco antiguo», destaca el concejal de Cultura, Turismo y Urbanismo, Julián Olagaray.

Los trabajos consistirán en la colocación de una hilera de focos led en la calle La Cruz que irradien luz hacia los 'certijos' situados sobre un tramo de la vieja muralla; así como en la ubicación de bancos, jardineras y papeleras en la citada calle para prolongar la zona de paseo que se inicia en la plaza Donantes de Sangre.

Olagaray precisa que el presupuesto para colocar este mobiliario urbano asciende a 11.949 euros y que la iluminación de los característicos soportales navarretanos costará 15.351 euros más. En total, el Consistorio de este municipio invertirá 27.300 euros en acondicionar esta céntrica arteria del casco antiguo navarretano, un espacio que tiene la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de conjunto histórico.

El edil subraya que la actuación persigue «recuperar el potencial turístico del casco antiguo», por lo que se suma al acondicionamiento de varias calles que se han ejecutado en el último tiempo y a los trabajos de restauración de ese tramo de muralla que se llevaron a cabo hace varios años, así como la reurbanización de la calle La Cruz.

Muro medieval

En el 2011, el Ministerio de Fomento que encabezaba el socialista José Blanco sufragó el 75% de unas obras que incluían la rehabilitación parcial del muro medieval, que marcaba el límite de la zona antigua, y la adecuación del pavimento del 'certijo' asentado sobre el mismo. Estos trabajos, que se financiaron a través de los fondos que se generan para el 1% Cultural, se elevaron a más de 950.000 euros. El Ayuntamiento costeó el 25% de la actuación.

«Queremos embellecer el casco antiguo», incide Olagaray, ya que la calle La Cruz ha sido históricamente una vía de paso de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago y, precisamente, en el tramo de estos 'certijos' abre sus puertas el albergue municipal para estos caminantes.