La Rioja

Un hogar en tiempos de vendimia

Personas que han ayudado en el albergue de Fuenmayor preparan raciones de comida. :: j. c. pulgar
Personas que han ayudado en el albergue de Fuenmayor preparan raciones de comida. :: j. c. pulgar
  • Fuenmayor realizó unas 720 atenciones en su primer albergue para temporeros

Una media de 80 personas por día acudió al albergue de temporeros que habilitó durante una semana el Ayuntamiento de Fuenmayor en el frontón polideportivo para dar un «acogimiento digno» a los transeúntes que llegaron al municipio en busca de trabajo durante la vendimia.

Ésta ha sido la primera vez que Fuenmayor ofrecía una ayuda «integral» (desayuno, almuerzo, duchas, cena y alojamiento) a estos trabajadores. El servicio se activó el día 30 de septiembre y se prolongó hasta el pasado día 8. Durante nueve jornadas, cerca de 80 personas por día encontraron en la instalación municipal techo, comida y la posibilidad de asearse. Por tanto, en total se realizaron cerca de 720 atenciones.

El alcalde de Fuenmayor, Alberto Peso, valoró que la iniciativa había resultado «un éxito» y agradeció la «inestimable colaboración» en su desarrollo de «numerosos voluntarios de la localidad; además de la ayuda de la Mancomunidad del Moncalvillo, Cruz Roja, Cáritas y el vecino Ayuntamiento de Cenicero». El Consistorio fuenmayorense cedió las infraestructuras y financió, junto al de Cenicero, este albergue.

En el mismo sentido, la concejal de Servicios Sociales, Raquel Gracia, trasladó su agradecimiento «a todo el voluntariado e instituciones que ha contribuido a la prestación del mismo, muy especialmente a Cruz Roja de Cenicero, sin cuya inestimable ayuda en medios humanos y materiales no hubiera sido posible». Gracia remarcó también que la puesta en marcha del albergue «demuestra que la solidaridad no depende de ideas políticas, sino de la buena voluntad de las personas que contribuyen a mejorar nuestra sociedad».