La Rioja

Los vecinos de los barrios altos plantean al Ayuntamiento diez obras necesarias

Peatones y vehículos rodados padecen el mal estado del firme en la calle Cruz Roja. :: p.j.p.
Peatones y vehículos rodados padecen el mal estado del firme en la calle Cruz Roja. :: p.j.p.
  • La asociación de vecinos ha remitido, a instancias del Ayuntamiento, un listado de carencias de la zona más poblada de la ciudad

Los barrios altos, a través de la asociación La Inmaculada, llevan años organizando actividades culturales, de ocio y festivas para recuperar la colaboración e implicación de los vecinos en la vida del barrio. Sin embargo faltaban algunos pasos necesarios para reivindicar soluciones a las carencias que sufren en el día a día. La oportunidad vino a través de la oferta de colaboración que les llegó desde la Concejalía de Hacienda del Ayuntamiento, pidiendo sugerencias de obras o servicios de cara a incluirlas en los presupuestos del año 2017.

Con ese motivo, el presidente de la asociación, Jaime Rosales, convocó una reunión extraordinaria de la junta directiva para celebrar un debate sobre las necesidades del barrio y fruto de esa aportación de ideas surgieron las necesidades más acuciantes que tiene esta zona de la ciudad, y que ya se ha enviado por escrito a la Corporación municipal.

Destaca en primer lugar la necesidad de señalizar como zona escolar la calle Carretera de Huércanos, por donde transitan los estudiantes que acuden al colegio Sancho III y a los institutos Esteban Manuel de Villegas y Rey Don García.

En segundo lugar se reclaman cubrir la zona de campo de fútbol del parque infantil «ya que creemos que se le podría sacar partido a este espacio tanto en verano como en invierno» porque se convertiría en el lugar de estancia de los más jóvenes.

También pide la asociación que se mejore la accesibilidad de las aceras, con muchas barreras arquitectónicas, así como urbanizar las calles Cruz Roja y Fortún Garcés, que «están en un estado tercermundista», indica el presidente.

Junto a ello se precisa también el arreglo de las entradas a los garajes y el mantenimiento de las baldosas, muchas de ellas rotas o sueltas. De paso se pide mantener las escasas zonas ajardinadas «incluyendo los árboles y sus enfermedades».

Otras obras necesarias son el arreglo del cuarto de baño de la asociación, que está en un local municipal, el arreglo de la finca del silo, convertida en un aparcamiento de tierra, y el arreglo y limpieza del paseo del instituto al polideportivo, muy usado por los estudiantes.

Finalmente se reclama que se coloquen los escenarios para el buen funcionamiento de la asociación. Los barrios altos suponen la zona más poblada de la capital del Najerilla.