La Rioja

El gallo y la gallina ya tienen sello

El gallinero del siglo XV de la catedral de Santo Domingo de la Calzada. :: albo
El gallinero del siglo XV de la catedral de Santo Domingo de la Calzada. :: albo
  • Correos pone en circulación un timbre sobre el milagro de las aves que cantaron después de asadas

La catedral de Santo Domingo de la Calzada vuelve a ser noticia, en este caso filatélica, debido a la puesta en circulación por Correos de un sello sobre el milagro del gallo y la gallina, con motivo de su declaración, en octubre del 2014, como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial.

El sello, emitido el pasado viernes, se adscribe a la temática 'Tradiciones y leyendas' y en él se recoge parte de una de las vidrieras realizadas entre 1988 y 1993 por el artista Miguel Ángel Sáinz en la catedral, situada justo encima del gallinero y del trozo de la madera que se dice es de la horca del peregrino.

El sello tiene unas dimensiones de 28.8 x 40.9 milímetros; valor postal de 1,30 euros y la tirada es de 250.000 ejemplares. Su presentación oficial tendrá lugar el día 26 de este mes, a las 13 horas en la catedral, en un acto en el que se espera contar con la asistencia, entre otros, del presidente de Correos, Javier Cuesta. De las excelentes relaciones que la empresa estatal mantiene con el templo surgirá una nueva e importante exposición con sede en éste, sobre los 300 mejores sellos de la historia de España. La muestra, que nació para conmemorar el tricentenario de Correos y reúne piezas originales, explica cómo han evolucionado los sellos, desde los primeros timbres a los actuales en 3D, con sabores o con códigos QR. Ha estado en Zaragoza y Madrid y terminará su andadura en la ciudad calceatense, donde podrá visitarse hasta mediados de enero.

El sello sobre el milagro del gallo y la gallina no será el último relacionado con la catedral que Correos ponga en circulación este año. Como se recordará, en el 2015 dedicó a la Navidad uno en el que aparece impresa la imagen del Niño Jesús del belén napolitano, convertido en el sello más pequeño de los editados por la sociedad estatal en toda su historia, tras desbancar a un timbre de dos reales de Isabel II, emitido en el año 1851. Dicho sello era el primero de los tres navideños que se emitirán hasta el 2017 incluido. A este año le corresponde uno dedicado a la Virgen María del mismo belén.