La Rioja

Desayuno a ciegas en Santo Domingo

Alumnos del centro, durante la experiencia de ayer. :: albo
Alumnos del centro, durante la experiencia de ayer. :: albo
  • La Escuela de Hostelería y Turismo ha acogido desde el jueves unas jornadas sobre accesibilidad

Un 'desayuno a ciegas' centró ayer las jornadas de turismo accesible que se han celebrado estos dos días en la Escuela de Hostelería y Turismo, en colaboración con la ONCE, para concienciar al alumnado y formarle en la atención a las personas invidentes o con discapacidad visual.

En él, algunos alumnos e invitados -entre ellos el presidente del Consejo Territorial de la ONCE, Javier Muñoz, y la concejala de Turismo, Comercio y Hostelería, Beatriz Salas-, utilizaron antifaces y gafas que simulaban distintas patologías en la visión, mientras otros ejercían de camareros. «Se trata de que aprendan cómo tratar y dirigirse a estos clientes, dentro del objetivo del centro de aproximar el mundo real de la empresa a nuestros alumnos, y que a la vez experimenten lo que sienten estas personas», señaló Margarita González, profesora de Gestión de Alojamientos Turísticos. La directora del centro, Mari Carmen Sanz, incidió en que «los alumnos tienen que ser conocedores de todos los ámbitos sociales, especialmente los de este ciclo, que van a ser receptores, organizadores de eventos y de muchos planes de actuación».

La actividad se sustenta sobre dos fechas: la del 27 de septiembre, 'Día internacional del Turismo', dedicado este año al turismo accesible, y la de hoy, cuando la ONCE conmemora el 'Día internacional del bastón blanco'. Muñoz subrayó que «la mayoría de hoteles o restaurantes no están preparados; le ponen mucho empeño y sensibilidad pero no están formados y no saben tratar a las personas con problemas visuales».