La Rioja

A limpiar el 'scriptorium'

Vista exterior de las cuevas donde trabajaban los amanuenses. :: l.r.
Vista exterior de las cuevas donde trabajaban los amanuenses. :: l.r.
  • Albelda busca voluntarios para sanear el monasterio rupestre

Albelda de Iregua es importante desde el punto de vista histórico por su Códice Albeldense, una monumental recopilación de textos de derecho canónico y civil.

Los monjes amanuenses que escribieron esta joya medieval vivieron y tuvieron su escuela, entre el siglo V y el X, en unas cuevas excavadas por ellos mismos en las peñas del pueblo. Los historiadores denominan a este conjunto el 'monasterio rupestre de San Martín'.

En él destaca el 'Grupo Norte', situado en el barrio de las bodegas, y que, según el profesor Antonino González Blanco, pudo albergar las estancias donde los monjes amanuenses escribían los códices y que reciben el nombre de 'scriptorium'.

Esta «oficina» de los amanuenses, como al presidente de la Asociación Cultural para la Historia de Albelda, Andrés Cámara, le gusta llamar se encuentra en malas condiciones. «Está llena de basura», asegura. Así, la entidad ha convocado este sábado una jornada de limpieza y pide la colaboración de personas voluntarias. Acudirán a las 9 horas para adecentar el antiquísimo 'scriptorium'.

La acción se enmarca en un proyecto más ambicioso. «Queremos empezar a limpiarlas para que se pueda comenzar un estudio histórico-arqueológico, para el que hemos pedido subvención al CEIP», señala Cámara. Si acceden a esta ayuda para restaurarlas y hacerlas visitables no se sabrá hasta principios del 2017, cuando el CEIP resuelve la concesión de subvenciones.

En caso favorable, un equipo compuesto por un arquitecto, un topógrafo, dos arqueólogos y algún historiador desentrañaría el pasado que encierran estas oquedades.

El fin último, avanza el presidente de la Asociación Cultural para la Historia de Albelda, es acondicionar el 'scriptorium' para que forme parte del recorrido por el conjunto medieval albeldense que planea el Ayuntamiento y que incluiría hitos como La Panera, la plaza de San Martín y el mirador que el Consistorio quiere situar en Peña Salagona.