La Rioja

Las piscinas, en busca de su tejado

La cubierta temporal en las piscinas ya está instalada. :: c.v.
La cubierta temporal en las piscinas ya está instalada. :: c.v.
  • Una cubierta más consistente sustituye a la lona hasta la instalación de la definitiva

Una ráfaga de fuerte aire el pasado mes de febrero levantó en Haro otro vendaval, el de las negociaciones con la aseguradora y los informes para consolidar la estructura del tejado. El viento levantó placas solares y fibra de vidrio que dejaron a la luz unas tablas afectadas por la humedad. Ya entonces desde el Ayuntamiento de Haro apuntaron a que la afección podía extenderse a toda la cubierta.

El Consistorio jarrero sacó a contratación un proyecto que finalmente realizó Carlos Sánchez. El informe revela que toda la superficie del tejado está afectada y hay que levantar las placas para volver a ponerlas de nuevo. La suma total para la reposición completa asciende a los 400.000 euros.

Desde el primer momento comenzó el 'baile' con la aseguradora, que se comprometió a asumir el coste de la parte dañada. Después de muchas negociaciones, la compañía costeará el tanto por ciento que corresponde a los cerca de 200 metros afectados por el vendaval. Según las cifras, se hará cargo del 80%, alrededor de los 323.000 euros, mientras que el Ayuntamiento de Haro asumirá los 80.000 euros restantes.

A partir de mañana comenzarán las reuniones en el Consistorio jarrero para redactar el pliego de condiciones y sacar a contratación la obra que se financiará con cargo al presupuesto de este año y del año que viene. El arquitecto será el encargado de certificar los diferentes trámites para que la compañía de seguros abone su parte correspondiente.

Y mientras trabajan en la reparación de la cubierta completa, se ha asegurado la zona dañada para evitar más filtraciones al vaso de la piscina. La misma semana en la que se produjo la ráfaga de viento, desde el Ayuntamiento de Haro encargaron la instalación de una lona para poder asegurar la apertura de la piscina al público.

Con la llegada del otoño, esa lona, cuya instalación tuvo un coste de 6.000 euros, no es suficiente y han colocado una nueva cubierta más consistente. Su precio es de 17.000 euros y asegura que las piscinas climatizadas puedan abrir con normalidad hasta que se cambie el tejado completo.