La Rioja

Las antigüedades lucen en la Vega

Por primera vez la feria de antigüedades se trasladó a los Jardines de la Vega de Haro. :: c.v.
Por primera vez la feria de antigüedades se trasladó a los Jardines de la Vega de Haro. :: c.v.
  • La Asociación de Anticuarios de La Rioja recoge el testigo y estrena cambio de ubicación

El coleccionismo y el interés por las antigüedades tiene un público fijo que recorre feria tras feria esperando encontrar alguna pieza concreta o dejándose sorprender por lo que ve. Cada vez se celebran más ferias en La Rioja y la de Haro ya ha cumplido su sexta edición. Un particular decidió en 2011 montar un desembalaje de antigüedades en la ciudad jarrera y en 2016 le ha cedido el testigo a la Asociación de Anticuarios de La Rioja y el Norte de España (ARNES).

ARNES se ha estrenado en Haro con un cambio de ubicación provocado por unas obras que iban a comenzar y aún no lo han hecho, pero esa modificación parece que les ha venido bien. A lo largo de los Jardines de la Vega se repartieron los veinte expositores con una gran variedad de artículos. En la conocida como Feria de la Vendimia, los anticuarios hacen un esfuerzo por traer artículos relacionados con el vino, muy apreciados en Haro. Prensas completas, cestas, cajas o embotelladoras sorprendían a un público entendido.

A diferencia del pasado año, el sol acompañó a la feria y fueron muchas las personas que pasaron por los Jardines de la Vega desde las 10 hasta las 20 horas. Y también se veía mucho intercambio de información entre clientes y anticuarios. En ocasiones se interesaban por el precio, por el año de la pieza o pedían algo más concreto. El objetivo de estas ferias es renovar ese interés por las antigüedades, acercarse al público sobre todo joven y enganchar a nuevos coleccionistas. Piezas hay de todos los estilos y para todos los bolsillos porque todo en esta vida tiene un pasado y también un nuevo uso.