La Rioja

Podemos recogerá en las cabeceras de comarca las opiniones de sus círculos

Fidel Muñoz, Kiko Garrido, Raúl Pérez y Patricia Mateos. :: c.v.
Fidel Muñoz, Kiko Garrido, Raúl Pérez y Patricia Mateos. :: c.v.
  • La formación política quiere trasladar al Parlamento regional las demandas ciudadanas en forma de «líneas políticas»

Podemos La Rioja va a iniciar una ronda de reuniones con sus círculos en las diferentes cabeceras de comarca para recoger las demandas locales. La idea es elaborar «líneas políticas que se puedan trasladar al Parlamento de La Rioja», aseguró ayer en Haro Kiko Garrido, secretario general de Podemos. De momento han elaborado un borrador que se debatirá en los círculos.

Garrido opinó en la ciudad jarrera del Ayuntamiento de Haro «donde se dan situaciones surrealistas». Y criticó que en el último pleno municipal las preguntas de Patricia Mateos, concejal no adscrita e integrante de Podemos, «no se contesten o la respuesta sea un 'Ya se verá'».

También recordó que se ha solicitado que los asistentes a los plenos puedan hacer preguntas. La junta de portavoces se ha convocado para la semana que viene con intención debatir este asunto, pero al parecer habrá que registrar las preguntas antes «y no todas pasarán los filtros, medidas que más que fomentar la transparencia la dificultan».

Precisamente «institucionalizar la transparencia» es el título de la moción que registrará Patricia Mateos en el Ayuntamiento de Haro para debatirla en el próximo pleno municipal ordinario. Una moción sobre la que no adelantaron nada «para que el PP no la copie», aseguró Garrido.

En cuanto al círculo de Haro de Podemos, Mateos y Fidel Muñoz anunciaron que el próximo 30 de septiembre celebrarán una reunión con los jóvenes para escuchar sus demandas. Mateos presentó una moción para buscar líneas de actuación para la juventud y los grupos políticos se comprometieron en ponerse a trabajar. Podemos quiere «recoger sus ideas para trasladarlas».

Por su parte Raúl Pérez, coordinador de Rioja Alta, volvió a solicitar que las 16 viviendas del Coso y San Millán, ocupadas por funcionarios, «se rehabiliten y se destinen a alquileres sociales».