La Rioja

Baños se pone a hervir en fiestas

  • El cohete abrió cinco días de celebraciones con amplia implicación de la peña Virgen de los Parrales y la asociación Bañuelos

Al grito de '¡Salud y rock and roll!' el alcalde de Baños de Río Tobía, David Villoslada, prendió fuego al cohete que daba comienzo a las fiestas de la Virgen de los Parrales, que se prolongarán hasta el próximo sábado, día 24.

Pero antes de que el cohete surcara los cielos y una lluvia de serpentinas lloviera sobre los vecinos y visitantes congregados delante de la fachada de la casa consistorial, la peña Virgen de los Parrales había iniciado el día con el reparto de bollos preñados en la plaza del Rosario, mientras que en el salón de Plenos se daban cita casi todos los padres que han tenido retoños en el último año, diecisiete, a quienes se les puso su primer pañuelo de fiestas.

Instantes antes de la una de la tarde aparecieron en el balcón municipal la reina y damas de las fiestas bañejas quienes, tras saludar a los congregados, dejaron espacio para los componentes de la asociación juvenil Bañuelos, a quienes este año les ha correspondido el pregón festivo.

Su presidente leyó un sentido pregón animando a disfrutar de estos días con un breve recuerdo para aquellas personas que no pueden hacerlo por diversas circunstancias. A continuación se disparó el cohete y comenzó el pasacalles que recorrió la localidad, encabezados por la charanga, y se ofreció una degustación de calimocho.

Los actos festivos continuaron por la tarde. Comenzaron con una divertida 'carrera de los borrachos', que organizó la asociación Bañuelos, seguida por una degustación de careta asada ofrecida por los quintos del 99. Ya en la plaza Mayor, la asociación juvenil llevó a cabo el segundo concurso de baile en el que participaron muchos vecinos de la localidad.

Y finalmente, en sesiones de tarde y noche, la orquesta Magia Negra ofreció sendas verbenas, durante las que se quemó un toro de fuego con las consabidas carreras de los asistentes.