La Rioja

Los calceatenses dieron gracias

fotogalería

Volatines en la plaza, entre las imágenes de los dos patronos. :: albo

  • La procesión con los dos patronos y el festival de calderetes centraron unas fiestas que honran hoy a Hermosilla

Un cielo lleno de nubes e interrogantes encapotó la penúltima jornada de las fiestas; el día al que muchos calceatenses remiten a lo largo del año cuando alguien les da las gracias, hasta convertir la expresión en un localismo: "¡En septiembre!", contestan.

Porque ayer era el 'Día de Acción de Gracias' y tocaba ser agradecidos; antaño lo era por las cosechas y ahora, en general por todo lo que de positivo rodea a la vida. Ello, desde un punto de vista religioso se expresa sacando en procesión a los dos patronos de la localidad -Santo Domingo y la Virgen de la Plaza-, como así se hizo, con el acompañamiento de las autoridades, gaiteros, danzadores y Banda Municipal de Música. Fue una procesión rápida -poco más de una hora duró-, con menos gente en las calles que otros años y final en la plaza con los habituales volatines entre las dos imágenes, esta vez a cargo de 8 personas, 6 de ellas niños.

Otros muchos 'bajitos' se entretenían, mientras, en el parque infantil instalado en la plaza de España. Gorgorito volvió por sus fueros -que son todos los festivos- para deshacer los entuertos que origina la bruja Ciriaca. 'Té, chocolate y café' en la recta final del programa matinal, que por la tarde trasladó mucho ambiente al polígono San Lázaro, escenario del XXXV Festival de calderetes de patata. El escaparate del otrora omnipresente tubérculo por estos lares había recibido 193 inscripciones e incluyó una degustación popular, ofrecida por el Ayuntamiento y preparada por el infalible grupo de cocineras, que repartió 550 kilos de patatas entre el vecindario que fue a por ellas.

De un día sabroso, ayer, a un 'día grande', hoy: festividad de San Jerónimo Hermosilla.