La Rioja

El Ayuntamiento de Cervera plantea la necesidad de cubrir la plaza de alguacil municipal

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Cervera han puesto sobre la mesa esta semana diferentes asuntos que afectan al casco urbano tanto de la propia Cervera como de sus barrios. Los ediles debatieron sobre las líneas amarillas de prohibido aparcar que el Consistorio pinta en función de las necesidades de los propietarios de las viviendas y de la circulación.

El problema es que no hay vados en el municipio, ni grúa que pueda retirar los vehículos mal estacionados.

Otra queja habitual de los vecinos se centra en las molestias causadas por los perros.

Una de las soluciones que plantea el equipo de Gobierno es la de convocar la plaza de alguacil (funcionario), que está vacante desde hace tiempo por enfermedad de la persona que ocupaba dicho cargo. Según indicó el segundo teniente de alcalde, Fabio Meiro, el empleado que le sustituyó está como personal laboral, realiza diversas funciones pero no tiene poder ejecutivo.