La Rioja

Un error obliga a repetir el proceso de licitación del talud de la Atalaya

Las máquinas entrarán en la explanada el próximo 26 de septiembre para habilitar el aparcamiento y la parada del autobús. :: c.v.
Las máquinas entrarán en la explanada el próximo 26 de septiembre para habilitar el aparcamiento y la parada del autobús. :: c.v.
  • La Junta de Gobierno se reunirá hoy en sesión extraordinaria para iniciar el proceso por tramitación urgente

Octubre era la fecha para que comenzaran las obras de estabilización del talud de la Atalaya, pero por segunda vez el proceso se ha paralizado y volverá a empezar. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Haro ha convocado una comisión extraordinaria para hoy mismo para desestimar la licitación en curso. Un error, según han confirmado fuentes municipales, ha hecho que el segundo intento de adjudicación tampoco vaya a prosperar. Varias empresas se habían presentado para hacerse con las obras, pero la solución técnica que aportaban, según cuentan dichas fuentes, no se ajustaba a lo solicitado.

La junta de gobierno aprobará hoy en la misma sesión extraordinaria el inicio del expediente por tramitación de urgencia para contratar las obras de estabilización de los cerros de la Atalaya y Santa Lucía. Está previsto que el lunes se celebren una reunión de la comisión de Obras para dar cuenta del proceso.

Con anterioridad también se desestimó la licitación ya que el presupuesto de salida, 200.000 euros, según las empresas no se ajustaba a los precios de mercado. Finalmente salió a concurso en un segundo intento por 350.000 euros.

Nuevo aparcamiento

Donde sí comenzarán en breve las obras será en la Atalaya, pero en el barrio. Los vecinos venían demandando una parada del autobús urbano para salvar el desnivel y las escaleras que hay de acceso a las distintas urbanizaciones de viviendas. Para que el vehículo pudiera hacer el giro se buscó una solución que contempla modificar y habilitar el solar que se utiliza como aparcamiento.

Según informó el concejal de Obras Javier Redondo en rueda de prensa, las obras comenzarán el próximo 26 de septiembre y se han adjudicado a Edansa por cerca de 60.000 euros. Cinco meses es el plazo tiene la empresa para construir un aparcamiento en el que saldrán veintiséis plazas y dos para minusválidos. «Se pierden cuatro plazas pero por otro lado se gana», asegura Redondo.

En ese nuevo aparcamiento podrá entrar el autobús para realizar el giro que le permita dar la vuelta sin tener que ir marcha atrás, algo que en la calle está prohibido para el transporte público, según informó en su momento el propio responsable de Obras.

Se espera que para febrero, si se cumplen los plazos, pueda estar terminado el aparcamiento y los vecinos de la Atalaya puedan ver satisfechas una de sus demandas.