La Rioja

El nuevo regadío de Cenicero afecta a 728 hectáreas

El nuevo regadío de Cenicero afecta a 728 hectáreas
  • Unos 300 agricultores, la mayoría viticultores, se beneficiarán de la nueva instalación en Los Campillos

El nuevo regadío de Los Campillos, en Cenicero, permitirá regar una superficie de 728 hectáreas, en su mayoría de viñedo, lo que beneficiará a cerca de 300 agricultores, ha afirmado hoy el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, quien ha inaugurado esta infraestructura agraria.

Ceniceros ha estado acompañado en el acto inaugural por el alcalde de Cenicero, Pedro María Frías; el consejero de Agricultura, Íñigo Nagore; y el presidente de la Comunidad de Regantes de Los Campillos, José Luis Barrasa.

"La consolidación de las infraestructuras modernas y eficientes que faciliten el desarrollo de la actividad agraria es un objetivo prioritario para el Gobierno de La Rioja", ha incidido Ceniceros, para quien el nuevo regadío Los Campillos es "un ejemplo de esta apuesta".

Ha felicitado a los agricultores de la zona por la puesta en marcha de esta infraestructura,que contribuye a "situar los regadíos riojanos en la vanguardia de los nuevos sistemas de gestión eficiente del agua con la incorporación de las nuevas tecnologías".

El Ejecutivo regional, ha recordado, aboga por "un modelo de convenios de colaboración entre comunidades de regantes, entidades financieras y la propia Administración regional, que financia la parte principal y aporta el asesoramiento técnico".

Por ello, ha resaltado "el papel de las comunidades de regantes a la hora de desarrollar y modernizar las infraestructuras de riego de La Rioja".

Más de 7 millones

El presupuesto global del nuevo regadío de Cenicero ha ascendido a 7,06 millones de euros y los trabajos de construcción han sido "complejos", al tratarse de una zona con grandes diferencias de altitud, lo que obligó a instalar un sistema de bombeo que permitiera llevar el caudal a cada uno de los niveles para optimizar el gasto energético.

Por ello, fue necesario diseñar cuatro balsas de regulación: una de captación, que se llenara directamente desde el canal de la margen derecha del Najerilla; y otras tres desde las que parte la red de distribución de cada zona.

La Consejería de Agricultura suscribió un convenio con la Comunidad de Regantes y Caja Rural de Navarra, por el que las inversiones se pagan a través de un préstamo a 25 años concertado con la citada entidad financiera; mientras que el Gobierno regional asume el 67 % del importe de las cuotas anuales del préstamo suscrito.

Los Campillos permite al Ejecutivo riojano avanzar en el cumplimiento del Plan Director de Regadíos del Najerilla y, con esta actuación, la modernización de infraestructuras de regadío suma ya 23.000 hectáreas en la región.