La Rioja

Las insólitas olimpiadas de La Rioja

  • El concurso de lanzamiento de bombonas de butano que se celebró ayer en Murillo pone la guinda a un verano estrafalario

La Batukada Barrahunda organizó ayer en Murillo de Río Leza el II Lanzamiento Internacional de Bombonas de Butano. La prueba, de inscripción gratuita, contaba, incluso, con modalidad infantil. A tenor de los premios, esta universalidad del concurso parece merecida: los ganadores masculino y femenino obtuvieron un jamón y una botella de vino; los segundos, un salchichón ibérico y una botella de vino; y los terceros, una botella de vino.

  • El mejor, el más lento

  • Lanzamiento de azada en Agoncillo (I)

  • Lanzamiento de azada en Agoncillo (II)

  • Paellas, calderetas y carrera de redonchar barricas

  • FOTOSRegata en la calle de la Iglesia en San Torcuato

  • Carrera de bicis lentas en Cenicero

El concurso de lanzamiento de bombona de butano, que se supone vacía, de Murillo de Río Leza es, quizá, la más insólita de cuantas pruebas se celebran en las fiestas de verano de los pueblos riojanos. Hasta la irrupción en el calendario de esta competición la palma se la llevaba el Campeonato de Lanzamiento de Azadón que organiza la peña San Roque de Agoncillo y que el pasado 13 de agosto cumplió su vigésima edición, que este año contó con un lanzador polaco. Luismi González y Elisabeth Calahorra fueron los vencedores de tan agreste competición que también se convoca en Corera. En comparación, los concursos de beber acrobáticamente del porrón y comer chorizo escaldado de Calahorra o las carreras de burros y caracoles de Tricio, antaño las más extravagantes de La Rioja, parecen ya un juego de niños, aunque este año han dado un paso más con el lanzamiento de neumático.

Los concursos de lanzamiento son muy populares y cada pueblo cuenta con uno, intentando variar el objeto arrojado. En este sentido, el encuentro informático Rioja Party de Haro resulta el más estrafalario puesto que el pasado mes de junio organizó el XV Lanzamiento Internacional de Disco Duro, que además es nocturno. En Haro, como en Tormantos, Nájera, Cenicero y Fuenmayor, celebran lanzan una gavilla; en San Asensio y Castañares de Rioja, la boina; en Villoslada, Cenicero y Nájera, huesos de aceituna; y en Villamediana y Haro, alpargatas. Además, el próximo sábado en Villamediana convocan un concurso de comer alitas de pollo y en Nájera y Villamediana celebran concursos de 'zampaflanes'. En Nájera también se organiza un certamen de comer yogures con sal. En Alfaro, el lanzamiento de hueso de oliva reúne de madrugada a cientos de jóvenes y en Nieva, uan fregona mojada sale cada año volando para ver quién la lanza más lejos.