La Rioja

Arpillera, yeso e imaginación

Domingo Velasco muestra sus trabajos expuestos en la catedral a Rodríguez Osés, García Metola y Suárez, ayer. :: j.c.p.
Domingo Velasco muestra sus trabajos expuestos en la catedral a Rodríguez Osés, García Metola y Suárez, ayer. :: j.c.p.
  • La catedral alberga hasta el 16 de octubre la obra del artista local Domingo Velasco

Abrumado y encantado. Así se confesaba ayer Domingo Velasco, juez de paz, ex concejal y, para sorpresa de algunos de sus paisanos, prolífico artista plástico. El claustro de la catedral de Santo Domingo de la Calzada acoge desde ayer la exposición La textura hecha imaginación, integrada por una cincuentena de piezas firmadas por este artista local y caracterizadas por el coqueteo un punto naíf con la abstracción, la diversidad de propuestas, la búsqueda del volumen y una apuesta singular por la viveza del color.

La inauguración de la muestra, que permanecerá abierta al público hasta el día 16 de octubre de lunes a domingo en horario de 9 a 20 horas, fue multitudinaria. Velasco destacó la «maravillosa» respuesta de sus convecinos, agradeció el apoyo permanente de la gente, con mención expresa a la inestimable ayudita para trasladar los cuadros, y apuntó que, para un calceatense, exponer en el claustro es «histórico». En relación a su trabajo, desarrollado con arpillera, yeso, polvo de mármol y pigmento sobre tabla, explicó que su meta va más allá de un mero entretenimiento o de un juego estético para «tratar de plasmar lo que que pienso, lo que imagino».

El director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés, destacó la valentía del autor, cuya vocación fue tardía, su trabajo artística arrancó hace ahora apenas tres años, y el «marco privilegiado» que alberga la muestra en referencia a la catedral calceatense. Por su parte, el alcalde de Santo Domingo, Agustín García Metola, se declaró «encantado y sorprendido» por la amplitud, las texturas, los volúmenes... de la obra de Velasco.

El párroco de la catedral, Francisco José Suárez, que ejerció de anfitrión, destacó en primer lugar la cuantiosa afluencia de vecinos al acto inaugural: «¡Cómo se nota que el que inaugura es de Santo Domingo!». Aprovechó además la ocasión para anunciar que, a partir de ahora, «vamos a intentar dejar un hueco para artistas locales» en el intenso programa expositivo del claustro catedralicio. Domingo Velasco es uno de ellos y el claustro, hasta el 16 de octubre, museo para su obra.