La Rioja

Murillo vuelve a anudarse el pañuelo

Mucha animación en el acto del disparo del cohete. :: sonia tercero
Mucha animación en el acto del disparo del cohete. :: sonia tercero
  • La localidad metropolitana inició ayer cinco días, dedicados a la Virgen del Cortijo

La calle mayor de Murillo se llenó ayer tarde de murillenses que esperaban el disparo del cohete. Un momento muy esperado por los vecinos que daría paso al comienzo de los cinco días de fiesta en honor de la Virgen del Cortijo, patrona de la localidad. Pocos minutos antes del disparo a todos los niños nacidos este año les fue impuesto el pañuelo rojo y todos ellos recibieron un regalo de parte del Ayuntamiento.

Se encontraban en el balcón del Consistorio autoridades e invitados y los protagonistas del acto: la pareja de reyes de la peña, Elena Pérez y Enrique Ramírez, y los infantiles, Leire Pérez e Iñigo Palacios, quienes proclamaron el pregón festivo con juvenil simpatía. El cohete dio paso a la alegre algarabía de los jóvenes al son de la charanga.

Esta mañana habrá procesión y solemne misa en honor a la patrona y jotas en la plaza. Por la noche, toro de fuego y concierto hip-hop y rock. Y la jornada del viernes estará especialmente dedicada a los niños, con un parque infantil mañana y tarde. Los partidos de pelota en el polideportivo y las vaquillas son dos de los actos relevantes programados para el sábado, en una tarde que incluye degustación de matrimonio y concurso de disfraces.

Y el domingo, los actos festivos comienzan a las 9.30 con una marcha de bicicleta de montaña. El concurso de ranchos y posterior comida en el frontón, dará pie a una tarde divertida: tiro al plato, concurso de lanzamiento de bombona de butano, vaquillas y concierto a cargo de Los Átomos. Tras el entierro de la cuba, gran chocolatada.