La Rioja

Las fiestas recalan en Pradejón

Las fiestas recalan en Pradejón

  • Ayer comenzaron los festejos de San Antonio, que se alargarán hasta el domingo

Desde ayer los pradejoneros están inmersos en sus fiestas en honor de San Antonio. Como cada primer lunes del mes de septiembre la localidad se engalana para comenzar de forma intensa con una semana cargada de actos. Así, a las doce en punto del mediodía, todos se dieron cita en la plaza Melchor Ezquerro para vivir otro año más un chupinazo limpio tal y como lleva apostando el Ayuntamiento desde hace algunos años. El acto congregó a jóvenes y mayores frente al balcón municipal donde el alcalde, Óscar León, acompañado por los reyes y reinas locales, prendió la mecha del cohete.

  • Comienzan las fiestas en Pradejón (II)

  • Comienzan las fiestas en Pradejón (I)

Con el baile por parte de los gigantes terminaron los prolegómenos y la charanga fue la encargada de trasladar a todo el público al inicio del desfile de carrozas. Allí seis carrozas fueron las protagonistas de un recorrido que abrió la comitiva creada por los reyes infantiles, que paseó evocando al mundo de 'El mago de Oz' y en el que no faltó ninguno de los personajes de la mítica película.

A continuación salió la carroza de los reyes de las fiestas con un homenaje al mundo egipcio. Y tras ella otra dedicada al juego del parchís. La cuarta carroza tenía una clara alusión al mundo taurino y a los debates suscitados en los últimos años en torno a él. Además no faltó una dedicada a los juegos olímpicos de Río de Janeiro y una última, muy animada, con alusiones hawaianas.

Los actos de la jornada continuaron por la tarde con encierro de reses bravas a las seis de la tarde y un encierro chiqui a partir de las siete. Una hora más tarde salió el pasacalles con la charanga 'Los cachosrros' y hubo baile con la orquesta Spiral a las nueve de la noche y después a las doce de la noche y a las dos y media de la madrugada. Tampoco faltó el toro de fuego infantil y la tradición de las carretillas como complemento perfecto al primer día de fiestas.