La Rioja

San Asensio visita su origen

Llegada de los romeros a la ermita de Davalillo. :: gasco
Llegada de los romeros a la ermita de Davalillo. :: gasco
  • Los romeros que subieron a Davalillo tuvieron que soportar temperaturas superiores a 30 grados

El pueblo de San Asensio cumplió un año más, a pesar de los fuertes calores, con el rito de su traslado de Davalillo, un enclave hoy deshabitado que es origen de la población actual. Este simbólico recorrido ha venido a denominarse romería a Davalillo y recuerda el desplazamiento en el año 1252 a lo que hoy es San Asensio.

La romería partió a las nueve de la mañana de la iglesia con la imagen de la Virgen de Davalillo. Los romeros tuvieron que soportar los excesivos calores de un fuerte día veraniego. No pocos se resguardaron del sol durante los siete kilómetros de recorrido con sombrillas, paraguas y sombreros.

A su llegada, los asistentes tuvieron serios problemas por localizar lugares de sombras en los que celebrar los tradicionales almuerzos. En el retorno a San Asensio, hacia las 13.30 horas, la temperatura alcanzaba los 32 grados.

Un año más la cofradía de la Vera Cruz dispuso los almuerzos y bebidas para sofocar los calores con agua y vinos de la localidad. Los danzadores que acompañaron la romería, recibieron a su llegada una fuerte ovación ya que aguantaron tan altas temperaturas manteniendo la uniformidad folclórica durante la sesión matinal.