La Rioja

Nájera, entre las flores

El edificio más bonito, por votación popular. :: p.j.p.
El edificio más bonito, por votación popular. :: p.j.p.
  • Balcones y edificios se han engalanado para lograr ser 'los más floridos' o 'los más bonitos'

El Hotel Duques de Nájera, un antiguo edificio rehabilitado con mucho encanto y lleno de surfinias en todos sus balcones y ventanas, ha vuelto a ser elegido por votación popular el 'Edificio más bonito' de Nájera.

Ése es el resultado del concurso organizado por el Ayuntamiento de la ciudad que se ha celebrado por segundo año consecutivo para que sean los propios vecinos quienes decidan sus preferencias con sus votos, a través de las redes sociales.

Tras varias semanas de concurso, el Hotel Duques de Nájera fue elegido el edificio más bonito, pero también se eligieron los balcones más floridos. El que logró el mayor número de 'me gusta' fue el de Justita Calatayud, al lado de la pasarela peatonal, con 294 votos, casi tantos como las hortensias que adornan sus terrazas. El segundo clasificado, a tan solo tres votos de distancia, fue la terraza de Raquel Mendoza Marín, en la calle Gonzalo de Berceo.

Los premios que se repartirán serán una placa y una paella de cafetería Virginia para seis personas para el hotel Duques de Nájera; un trofeo, una cena para dos personas en La Mercería y un descuento en floristería Morras, para Justita Calatayud; y un trofeo, cena para dos personas en café Pepe y descuentos en floristería Rosi para Raquel Mendoza

El objetivo de esta convocatoria es llamar la atención sobre los beneficios socio-ambiéntales de la recuperación de los balcones como elementos vivos de la ciudad e implicar a los vecinos de Nájera en el cuidado y ornamentación de sus balcones y ventanas para conseguir una mejora estética, tanto de los edificios como de las calles de la ciudad.

La valoración de los balcones participantes se realizó durante el período comprendido entre el 1 de junio y el 15 de agosto y se establecieron como valores puntuables la originalidad, la calidad ornamental, la perdurabilidad y el diseño florístico, que valoró un jurado.