La Rioja

Manifestación de regantes. :: D.M.A.
Manifestación de regantes. :: D.M.A.

La Audiencia da la razón a la SAT de Ochánduri en la transmisión de fondos

  • La Comunidad de Regantes valora ahora recurrir ante el Tribunal Supremo de Justicia de La Rioja

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de La Rioja ha revocado la sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción N.º 2 de Haro sobre el conflicto entre la Sociedad Agraria de Transformación Virgen de Legarda (SAT) y la Comunidad de Regantes de Ochánduri (CRO). En julio del 2014 el Juzgado anuló un acuerdo anterior de la SAT y evitaba que esta entidad transfiriese 157.800 euros al Ayuntamiento de Ochánduri en concepto de reparaciones de los daños ocasionados en los caminos rurales del municipio por las obras de modernización del regadío. La SAT apeló la sentencia dictada en el 2014 y la Audiencia Provincial de La Rioja ha revocado la decisión, invalidando la decisión del Juzgado de Haro.

La SAT era «un medio instrumental» para crear la CRO y «debería haberse disuelto», como explicaron en su día los responsables de la segunda entidad a este periódico. Y el alcalde de Ochánduri, Pascual Ugarte, justificó que «la SAT es la que promovió las obras del regadío y firmó contratos, convenios y créditos y es la titular de todo». Ugarte, a título personal, como agricultor, es miembro de la SAT, al igual que su hermano Luis Alberto, quien la preside.

Los 157.800 euros correspondían a «un convenio firmado entre la SAT y la Comunidad Autónoma», explicó en su día Pascual Ugarte. Al crearse la CRO y transformarse las tierras de secano a regadío, la SAT debería haberse disuelto en el año 2010, como confirmó la Confederación Hidrográfica del Ebro y apoyó la Defensora del Pueblo, pero los créditos contraídos, al parecer, impedían su liquidación. Y al no disolverse voluntaria y ordinariamente la SAT, el Juzgado acordó su desaparición en el 2014 y anuló los acuerdos tomados por ésta desde el año 2010.

La SAT llegó a convocar una asamblea general extraordinaria en septiembre 2014 para tratar su liquidación, en un principio acatando la sentencia del Juzgado de Haro. En la cita estuvieron presentes al menos tres abogados y una patrulla de la Guardia Civil. Finalmente se nombró una comisión liquidadora pero se acordó que la SAT no desaparecería «de forma automática» sino que iniciaría un procedimiento durante el tiempo que fuera preciso «hasta la total liquidación de los préstamos concertados con Ibercaja y Bankia».

Además, la SAT recurrió la sentencia del Juzgado de Haro y ahora la Audiencia Provincial de La Rioja le da la razón, inclinando la balanza hacia la otra parte, lo que podría facilitar la transmisión de los citados fondos al Consistorio de Ochánduri, origen del conflicto entre las dos entidades. Ante esta última decisión, la CRO puede recurrir al Tribunal Supremo de Justicia, algo que actualmente está valorando, según ha podido saber Diario LA RIOJA. «Entendemos que tenemos la razón, pero aún estamos valorando la situación», ha explicado César García, presidente de la CRO.