La Rioja

Bodegas Florentino Martínez celebró una cata en el pico San Lorenzo

Participantes en la cata celebrada en el pico San Lorenzo. :: l.r.
Participantes en la cata celebrada en el pico San Lorenzo. :: l.r.

El pico San Lorenzo fue escenario ayer de una actividad totalmente novedosa por tan altos lares: una cata de vino, organizada por Bodegas Florentino Martínez.

En ella participaron unas 35 personas, que ascendieron hasta la cumbre desde Tres Cruces. Una vez arriba, el enólogo de la bodega de Cordovín, Chema Ibáñez, dirigió la cata, que empleó vinos Florentius Malvasía, Florentius Tempranillo Blanco, Distercio Crianza y Distercio Reserva, y que confirmó las expectativas puestas en la misma por lo inédito del escenario, a 2.271 metros de altura: una mayor volatilidad de los aromas y, por tanto, una 'nariz' mucho más potente y abierta, debido a la disminución de la presión atmosférica ; por esta misma causa, al facilitar el desprendimiento de carbónico, también un ataque más vivo y punzante en boca; más 'pierna'; más amplitud de la sensación en boca... Sin duda, fue una cata de altura.