La Rioja

Recorrido por el castillo

El castillo de Cornago, durante las últimas obras realizadas este año.
El castillo de Cornago, durante las últimas obras realizadas este año. / SANDA
  • Los últimos trabajos facilitarán el acceso a todo el adarve y a las cuatro torres

Las últimas obras de mejora realizadas en el castillo medieval de Cornago, una de las fortalezas riojanas mejor conservadas, están a punto de finalizar y supondrán un nuevo atractivo turístico para el pueblo.

Hasta ahora se podía acceder al adarve (corredor superior de la muralla) a través de la torre sur-oeste y estaba habilitado el paso de ronda para llegar hasta la torre sur-este. Después de los trabajos se podrá recorrer toda la muralla y las cuatro torres. En la única cuadrada se ha instalado una escalera para salvar el desnivel, ya que la muralla está a dos alturas. También se ha arreglado el pavimento del patio interior de la fortaleza.

Esta es la tercera fase de la actuación del castillo, forma parte del Plan de Competitividad Turística La Senda Termal en la Reserva de la Biosfera y está financiada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Consejería de Educación, Cultura y Turismo y la Mancomunidad de Desarrollo Turístico de La Senda Termal (a la que pertenece el Ayuntamiento de Cornago), que promueve este proyecto.

El castillo de Cornago perteneció a la familia Luna y fue construido a mediados del siglo XV (posiblemente sobre otra fortaleza anterior). Desde principios del siglo XIX y hasta el año 1971 se utilizó como cementerio municipal.

El Ayuntamiento ha apostado por esta construcción como emblema turístico del municipio. En torno a la fortaleza se organizan desde hace nueve años las jornadas de artesanía medieval, convertidas ya en un referente en La Rioja. Nueve ediciones en las que los visitantes han podido ver paso a paso las mejoras realizadas.

Además, en julio del 2013 se inaguró el Centro de Interpretación del Castillo de la Luna, un interesante complemento para conocer y comprender mejor esta fortificación.

Tanto el Centro de Interpretación como el castillo (cuando finalicen los trabajos) se pueden visitar reservando fecha en el número de teléfono 676588862 (Arantza). Cuesta 3 euros (adultos), 2 (jubilados y grupos de más de 10 personas) y 1,50 (menores de 14 años).