La Rioja

Logroño, 17 may (EFE).- La Consejería de Fomento ha licitado las obras de reparación de los pasos superiores sobre la N-232 y la AP-68 en Calahorra, con el fin de aumentar la seguridad vial y reforzar la protección de los peatones.

Este proyecto pretende mejorar el estado de conservación de ambas estructuras, que soportan una notable intensidad de tráfico rodado al tratarse de un punto de entrada y salida a la ciudad, además de construir un itinerario peatonal de acceso a instalaciones deportivas, fincas, edificaciones o la vía verde.

La obra cuenta con un presupuesto de 562.660 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, ha indicado hoy, en una nota, el Gobierno de La Rioja, que financiará el 60 % de la inversión, mientras que el Ayuntamiento de Calahorra aportará la cantidad restante.

Esta actuación constituye una nueva fase del proyecto de mejora de la seguridad vial de la confluencia del acceso a la AP-68 y la LR-134, donde, en 2017, entró en servicio una glorieta, tras una inversión de cerca de 1,3 millones de euros.

El proyecto afecta a dos pasos superiores que pertenecen al viario municipal, aunque también cumplen su función dentro de la red de carreteras autonómicas al enlazar dos tramos de la LR-134, hacia Arnedo y hacia Navarra, que se ubican a ambos lados de la N-232.

La actuación pretende eliminar el peligro existente en la actualidad para los peatones que transitan por las aceras con que cuentan ambos pasos, como consecuencia de su falta de amplitud y su mal estado de conservación.

La Consejería ha detallado que es frecuente ver a los viandantes caminar por la calzada por un tramo que soporta una circulación de cerca de 10.000 vehículos diarios.