La Rioja

Logroño, 17 may (EFE).- La Cuenta General del Ayuntamiento de Logroño del año 2017 refleja un superávit de 15,3 millones de euros, lo que supone un superávit por habitante de 101,5 euros, además de una inversión municipal por habitante de 105 euros, frente al gasto por habitante, que alcanzó los 900 euros.

Así lo ha anunciado hoy la concejala logroñesa de Hacienda, Mar San Martín, en una rueda informativa, donde ha presentado los indicadores económicos de la Cuenta General del Ayuntamiento de la capital riojana del año 2017.

La Cuenta General, ha explicado, recoge datos relativos a inversiones destinadas al uso general, inmovilizaciones materiales e inmateriales, inversiones gestionadas para otros entes públicos, patrimonio público del suelo, inversiones financieras, tesorería, información sobre el endeudamiento y la liquidación del presupuesto del año 2017.

Su objetivo es "mostrar la imagen fiel de la gestión llevada a cabo en 2017 en los aspectos económico, financiero, patrimonial y presupuestario", por lo que la Cuenta General del pasado año refleja "un retrato de la solvencia financiera de este Ayuntamiento", ha destacado.

Las cifras recogidas en la Cuenta General, ha asegurado, demuestran "la consolidación de la estabilidad presupuestaria", ya que, por sexto año consecutivo, la liquidación del presupuesto municipal ofrece superávit, que en 2017 ascendió a 15,3 millones de euros.

Del mismo modo, se ha referido a otro dato que "influye directamente en los logroñeses", como es la reducción de la presión fiscal de los tributos que recauda el Ayuntamiento, como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el de actividades económicas (IAE), vehículos, construcciones, plusvalías, tasas y precios públicos.

La recaudación de impuestos, tasas y precios públicos durante el año pasado se estableció en 71,9 millones de euros, lo que supone 1,7 millones de euros menos que en 2016.

Esta reducción en la recaudación, ha argumentado, se debe a las bonificaciones establecidas en los principales tributos, como el IBI; y a la decisión del Ayuntamiento de Logroño de "no girar el impuesto de plusvalías, en caso de pérdidas, hasta que se acometa la reforma de la financiación local tras la sentencia del Tribunal Supremo".

San Martín ha aclarado que la Cuenta General se elabora a través de "indicadores prefijados por la Ley de Hacienda y, a veces, pueden resultar no coherentes con otras cifras aportadas por el Ayuntamiento", como el endeudamiento por habitante, que se sitúa en 311 euros, "tres euros más que el pasado año".

Sin embargo, ha matizado que "el endeudamiento ha bajado, tal y como se refleja en la liquidación de presupuesto municipal de 2017, ya que nos encontramos en el índice más bajo, el 44 por ciento de los ingresos liquidados, muy por debajo del 75 por ciento que nos marca la Ley".

Este indicador, ha dicho, "no es incoherente con el endeudamiento por habitante", que, según la Cuenta General, ha subido, ya que viene prefijado por el Ministerio de Hacienda e incluye la cifra que a 31 de diciembre el Ayuntamiento, además de deuda, tiene pendiente de pago a acreedores y proveedores.

La Cuenta General también recoge que el gasto por habitante fue de 900 euros y la inversión por habitante alcanzó los 105 euros; además de que el periodo medio de pago a acreedores se ha establecido en 22,5 días, frente a los 30 días que marca la Ley, ha precisado.

Respecto a la plantilla del Ayuntamiento de Logroño, este documento recoge que en 2017 están registrados 903 trabajadores municipales, un 6,5 por ciento más que en 2016, de los que 841 son funcionarios, 23 laborales y 39 eventuales, incluida la Corporación, ha afirmado.

Estos datos avalan que, por tercer año consecutivo, se contempla un incremento de la plantilla municipal, además de su distribución por sexos, ya que "los trabajadores de oficina son, en su mayoría, mujeres, mientras que los hombres destacan en el cuerpo de Policía Local, Bomberos y operarios del parque de servicios", ha concretado.

San Martín, en referencia al personal eventual, ha resaltado que existe preponderancia femenina, dado que hay 21 mujeres frente a 18 hombres y, "sin contar a la Corporación, el resto de puestos eventuales están, en su mayoría, ocupado por mujeres, ya que solo hay dos hombres trabajando como asesores".

La Cuenta General del Ayuntamiento supone "un nuevo análisis de la posición económica de la ciudad, que refuerza su excelente situación financiera y que recupera la que tenía en tiempos pasados, antes de la crisis", según la edil.

Ha explicado que las cuentas anuales se preparan a partir de los registros contables del Ayuntamiento y se presentan de acuerdo a lo que dictamina el Texto refundido de la Ley de Haciendas Locales, así como la Orden por la que se aprueba el modelo de contabilidad local.

Una vez elaborada la memoria anual por los servicios municipales, la Intervención General forma la Cuenta General al objeto de que sea sometida a informe de la Comisión Especial de Cuentas del Ayuntamiento de Logroño, que se celebra la próxima semana.

Finalmente, la Cuenta General debe aprobarse en el pleno municipal antes del uno de octubre para su posterior remisión al Ministerio de Hacienda, ha concluido.