La Rioja

Logroño, 17 may (EFE).- Los Bomberos de Logroño se han manifestado hoy por el centro de la ciudad para exigir al equipo de Gobierno, del PP, un aumento de la plantilla, que les permita desarrollar su actividad profesional con calidad.

Así lo ha explicado hoy el portavoz de los Bomberos de Logroño, Carlos Bacaicoa, en declaraciones a los periodistas, al inicio de la manifestación, que ha partido desde la fuente de Murrieta y ha concluido en la plaza del Ayuntamiento con la lectura de un manifiesto.

Los bomberos, ataviados con cascos rojos realizados con cartulina y camisetas alusivas a la protesta, han portado una gran pancarta con el lema "Cuca Gamarra, basta de resoluciones. Tenemos familia", en alusión a la alcaldesa de Logroño.

También han portado pequeñas pancartas con frases, como "rescatamos vidas", "somos políticos, faltan bomberos" o "queremos un servicio de calidad!, cursos de formación ya!".

Otros artilugios que han utilizado en la manifestación es un camión de bomberos, en el que han inscrito "Cuca Gamarra, Logroño necesita bomberos. Estamos bajo mínimos".

Durante el recorrido también han realizado pitadas y han coreado voces de protesta alusivas a sus reivindicaciones, en particular, un incremento en la plantilla de, al menos, quince bomberos para atender Logroño y las poblaciones que cubren, hasta una distancia de 54 kilómetros, como puede ser, ha dicho, el puerto de Piqueras.

La plantilla del Cuerpo de Bomberos en Logroño es de 60 agentes, cuando, en realidad, lo deseable es que la cifra se elevara a 90, ha indicado Bacaicoa.

Según recoge el manifiesto, el Ayuntamiento de Logroño plantea, como solución a esta falta de agentes, con cubrir el servicio con horas extra u "obligarnos, por resolución de Alcaldía, a realizar guardias localizadas, estar 15 minutos en el Parque en nuestro tiempo libre o denegarnos vacaciones, permisos o licencias".

Para los Bomberos, la actitud del Ayuntamiento es "explotar a los 60 bomberos para cubrir, de mala manera, un servicio de emergencias, con una clamorosa falta de personal y un exceso de dejadez por la parte política y la Jefatura", detalla el manifiesto.

"Nuestra seguridad como intervinientes -precisan- se ve comprometida por la falta de personal, al no cumplirse, repetidamente, los protocolos marcados para cada intervención".

También explican que el presupuesto para Bomberos se ha reducido año tras año, pero, según sus datos, cada ejercicio el Ayuntamiento recibe 600.000 euros de la Comunidad Autónoma, otros 575.000 de seguros de incendios, 47.000 de Álava para acudir a intervenciones en su zona y ese dinero, entienden, no se invierte en el Cuerpo.

Informan también de que la edad media de los Bomberos cada vez es mayor y argumentan que en los próximos años se jubilan 10 agentes y es el momento de planificarlo.

Según ha informado Bacaicoa, esta manifestación es el inicio de nuevas movilizaciones hasta que el equipo de Gobierno atiende sus reivindicaciones.