La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- El concejal de Voluntariado y Festejos de Logroño, Miguel Sáinz, ha visitado hoy el taller de Banderas de San Bernabé, donde miembros de la asociación de Amigos Plus Ultra elaboran estandartes y guirnaldas con las que decorarán las calles Laurel, San Juan y San Agustín durante las fiestas de San Bernabé.

Sáinz, acompañado por la presidenta de la Asociación de Amigos Plus Ultra, Elvira Mendoza, ha agradecido el trabajo que durante años desarrollan los miembros de esta entidad y otros voluntarios de la ciudad, para confeccionar la mayor parte de los estandartes y pendones renacentistas que engalanan las calles durante San Bernabé.

El objetivo de esta decoración, que se confecciona en el Mercado de San Blas, es "rememorar la unidad de los logroñeses en la defensa heroica de Logroño frente a las tropas francesas en 1521 y despertar el sentimiento y orgullo de ciudad", ha indicado.

Hasta la conmemoración del quinto centenario del asedio, en el año 2021, la asociación Plus Ultra y el Ayuntamiento "aumentará el número de estandartes y banderas renacentistas de diseño y confección propias, para colgar en los balcones de las plazas y rincones más señalados y céntricos del Casco Antiguo".

De este modo, ha reconocido que "año tras año, la decoración que aporta la empresa organizadora del Mercado renacentista se desplazará de las calles más céntricas del Casco Antiguo a otras hasta ahora no decoradas, ampliando así las zonas ambientadas en el renacimiento logroñés con banderas de mayor calidad elaboradas por el Plus Ultra".

Por su parte, Mendoza ha admitido sentirse "orgullosa de trabajar en la bandera de su ciudad" y ha agradecido el esfuerzo de las quince mujeres que "durante meses, tanto por la mañana como por la tarde, acuden a coser banderas al taller habilitado en el Mercado de San Blas".

En la elaboración de las guirnaldas, utilizan "telas de gran calidad y vistosidad como el muflón y el terciopelo" y ha animando a todos logroñeses a poner un estandarte renacentista o bandera de la ciudad en su balcón durante las fiestas de San Bernabé.

Mendoza también ha explicado que este año el Ayuntamiento de Logroño ha cedido al taller la antigua cortina del auditorio municipal, con la que también elaboran hasta "siete modelos diferentes de banderines que, como novedad, este año se instalarán la calle San Agustín, Laurel y San Juan".

A través de esta confección artesanal, el concejal de Festejos ha agradecido el trabajo desarrollado durante los últimos años por miembros del Plus Ultra y voluntarios de Logroño que "han confeccionado a mano decenas de banderas estandartes y pendones que lucirán un año más engalanando calles del centro histórico".

Gracias a este taller, en las próximas fiestas se ambientarán las calles Once de Junio hasta la Plaza de San Bartolomé , con Portales incluido; Rúa Vieja y Barriocepo; Bretón Herreros; el Cubo del Revellín; y Laurel, San Juan y San Agustín, ha indicado.

La decoración de "otras muchas calles" del centro histórico logroñés está incluida "a coste cero para el Ayuntamiento", en la adjudicación por contrato del mercado renacentista, que "poco a poco se irá desplazando a otros espacios para primar, en las principales calles, las banderas de calidad elaboradas en el taller", ha aclarado.