La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- Los turistas riojanos realizaron durante el año pasado más de 25.000 pernoctaciones en establecimientos hoteleros de la provincia de Cádiz, lo que supone un incremento del 36 por ciento en relación a los datos de 2016 y el mayor aumento registrado entre todas las comunidades autónomas.

El director general comercial de Hoteles Valentín en España, Javier Escriche, y el responsable de enoturismo del Grupo González Byass, Salvador Sibajas, han detallado hoy a Efe estos datos, dentro de una jornada promocional organizada por la Diputación Provincial de Cádiz para dar a conocer sus recursos turísticos en La Rioja.

En esta jornada participan una veintena de empresas gaditanas, para informar a las agencias de viajes riojanas de la oferta turística de la provincial, que "va más allá del sol y playa", ha recalcado Escriche.

Así, además de contar con "las mejores playas de la península", ha detallado que la provincia de Cádiz dispone de recursos culturales, enoturísticos y otros ligados a la gastronomía y al toro de lidia.

Los riojanos son visitantes "curiosos" que desean conocer con "avidez" y mucho "interés" otros aspectos del patrimonio regional, del que la ciudad de Cádiz es todo "un referente" por su historia, ha asegurado.

La provincial de Cádiz cuenta con una oferta de 38.000 camas, en las que hubo más de 1,8 millones de pernoctaciones turísticas durante 2017.

Escribe ha ensalzado el modelo urbanístico de los hoteles gaditanos, que han crecido en horizontal y en las costas apenas hay grandes edificios.

Por su parte, Sibajas ha destacado que la oferta enoturística de la provincia, especialmente la de Jerez, con bodegas muy antiguas ubicadas en el casco urbano de la ciudad.

Ha asegurado que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Sherry es "el más antiguo" de España y su ruta del vino cuenta con 25 bodegas visitables.

Con 300 años de tradición vitivinícola, las bodegas han sabido "maridar" sus vinos con la gastronomía local, a través de catas y degustaciones de tapas, ha destacado.

El grupo bodeguero González Byass, fundado en 1835, llegó a exportar el 10 por ciento del total de los vinos producidos en España a finales del siglo XIX.

Hace veinte años, González Byass fue pionero en enseñar el interior de su bodega de Jerez, que se ha convertido en la bodega más visitada de Europa, con 200.000 visitas durante 2017.

El icono de las bodegas, la botella de Tío Pepe, es conocido internacionalmente, ha recordado el responsable de enoturismo de este grupo empresarial, según sus datos, "una de las diez firmas más importantes del sector vitivinícola de España".

El grupo también es propietario de Bodegas Beronia (DOCa Rioja), Viñas del Vero (DO Somontano), Cavas Vilarnau (DO Cava), Finca Constancia (Vino de la Tierra Castilla), Finca Moncloa (VT Cádiz), Beronia Verdejo (DO Rueda) y Pazos de Lusco (DO Rías Baixas).

En 2016, la compañía da el salto al Nuevo Mundo con la incorporación de la bodega familiar chilena Veramonte.