La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- El obispo de la Diócesis riojana, Carlos Escribano, ha pedido a los niños que este año celebran su Primera Comunión que le escriban una carta con las parábolas, milagros o enseñanzas del Evangelio que les hayan quedado grabadas durante la catequesis, junto a una oración de petición o acción de gracias.

Escribano, en una carta pública que ha dirigido a los niños que celebran la Primera Comunión, también les propone que entreguen un donativo para ayudar a un orfanato en la República Democrática del Congo, donde trabaja la misionera riojana Luz Divina Martínez, miembro de la orden de las Franciscanas Misioneras de María.

El obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño asegura que leerá con "mucho interés" la carta que le envíen los niños, a quienes anima a que vivan su Primera Comunión con "un corazón bien preparado".

"Te hago una propuesta: haz felices a unos niños que no tienen casi nada para vivir. ¿Cómo?, me dirás. Lo tienes fácil, solo te hace falta ser generoso y no pensar solo en ti", añade Escribano en su carta.

Ha precisado que, con ese donativo y el de otros niños de La Rioja, se ayudará a "otros niños africanos a poder recibir el alimento necesario para crecer sanos y pagar sus gastos de escolarización".

El proyecto de cooperación misionera es, al igual que el curso pasado, el orfanato "María de la Pasión", que acoge a menores víctimas de la guerra en Kintambo-Kinshasa, en la República Democrática del Congo, para el que los niños ya donaron 20.761 euros.

El obispo también recomienda a los futuros comulgantes que no sean niños "mimados", sino que hagan todo lo posible para servir a todos y en todo lo que les pidan.

A ello ha sumado que se incorporen al grupo de niños que rezan todos los días por las vocaciones sacerdotales y religiosas y que acudan los domingos a Misa.

En su carta a los padres de estos niños, Escribano les recomienda que "los pequeños de la casa vivan con cordura y sencillez su Primera Comunión", dado que no desea que se convierta en "una excusa para la ostentación y la primera fiesta infantil del consumo".