La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- El director del colegio Urkide de Vitoria, Aitor Pérez de San Román, ha subrayado hoy que para que "la innovación florezca" en un centro educativo "debe haber buen ambiente entre el profesorado, las familias y el alumnado".

San Román ha presentado la ponencia "La receta mágica de la innovación" en el Encuentro de Centros Innovadores de La Rioja, organizado en Logroño por el Grupo DIM-EDU, acompañado por el miembro de su equipo directivo Félix Sáenz de Ugarte.

En declaraciones a los periodistas, ha dicho que hay tres tipos de centros innovadores: el "explorador", que va por delante equivocándose hasta que da con la clave; el "vanguardista", que se fija en el primero y va por detrás; y el "cosechador", que recoge los frutos de los otros.

Sáenz de Ugarte ha incidido en que el equipo docente tiene que estar convencido de que "puede innovar", equilibrar equipos, saber qué perfiles tiene el profesorado y observar iniciativas innovadoras de otros centros para intentar adaptarlas a su propio proyecto.

La última iniciativa innovadora que ha implantado Urkide es la "dramaguela", un espacio dentro del colegio en el que se ha jugado con el mobiliario, las luces y el sonido para crear un ambiente destinado a impartir la asignatura de lengua española a través del arte dramático, ha precisado San Román.

El próximo curso prevé implantar esta medida en cuarto, quinto y sexto de Primaria, durante las cuatro horas semanales de lengua de todo un trimestre.

Así, el alumnado de estos cursos recibirá formación en expresión corporal y arte dramático durante tres trimestres a lo largo del ciclo de Primaria.

El director de este colegio ha reconocido que su equipo ha sido "explorador", ya que ha copiado este proyecto del instituto Princesa Galiana de Toledo, "donde se toman el teatro muy en serio".

Ha asegurado que la expresión dramática ayuda a los alumnos a expresarse y hablar en público, mejorar las competencias de la lengua castellana, inglés o euskera.

Creado en 1882 por la Congregación de Ursulinas y transformado en 2007 en cooperativa de trabajo asociado, su oferta educativa abarca desde los 2 a los 18 años (de Infantil a Bachillerato), además de un ciclo formativo de grado superior.

Cuentan con tres aulas por nivel, que suman casi 1.500 alumnos, y una plantilla de 110 profesores, la mayor parte de ellos propietarios del centro, "lo que facilita bastante las cosas para desarrollar proyectos innovadores", ha precisado Sáenz de Ugarte.

El subdirector general de Ordenación Educativa, Innovación y Atención a la Diversidad del Gobierno de La Rioja, Antonio Mendaza, ha inaugurado esta jornada junta a su presidenta, Josefina Santibáñez, y el director de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez.

Mendaza ha incidido en que el profesorado riojano está "muy preparado, otra cosa son los propios centros", ya que la innovación implica "un cambio total de estructura" para buscar un objetivo común para todos.

Por su parte, Santibáñez ha indicado que esta jornada pretende promover la innovación educativa en los centros escolares, especialmente mediante la aplicación de las tecnologías de la comunicación y de la información, con le fin de hacer una renovación didáctica que mejore los resultados de todos los alumnos.

Sánchez ha recalcado que "el motor de la innovación es la tecnología" y ha apostado por extender el conocimiento entre todas las capas educativas para que toda la sociedad acceda a la educación en el mismo nivel.