La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- La concejal de Cambia Logroño Marina Blanco ha solicitado hoy al Gobierno Local del PP, la puesta en marcha de medidas que paren el "crecimiento abusivo" del precio del alquiler y que "permitan a todos los ciudadanos encontrar una vivienda digna, con un precio justo".

Blanco ha explicado, en una rueda informativa, que en La Rioja, como en el resto del país, el precio del alquiler de viviendas ha aumentado de "manera considerable" y en marzo pasado creció un 10,3 % frente a diciembre de 2017.

La Rioja es "la tercera capital de provincia donde más ha crecido el precio del alquiler", en referencia a los datos publicados recientemente por un portal de internet, ya que, en el último año, ha aumentado un 14,6 %, ha subrayado.

"Estos datos nos llevan a preocuparnos por cómo se comporta el mercado y sus consecuencias", ha dicho Blanco, dado que, debido a "la creciente burbuja del alquiler inmobiliario", algunos inquilinos son desplazados de sus pisos céntricos a la periferia, por no poder asumir la subida del precio del alquiler.

En Logroño, ha criticado que casi 17.000 viviendas estás vacías, lo que supone el 21 % de los pisos de la ciudad y, en el conjunto del país, "los desahucios de viviendas de alquiler ya suponen el 56,4 % del total", lo que denota que "se está traspasando la burbuja inmobiliaria de la compra a la del alquiler".

La edil de Cambia Logroño ha argumentado que "cada vez más familias no tienen posibilidades económicas para pagar el alquiler de su piso", ya que ni el Gobierno local ni el regional disponen de ayudas para facilitar a jóvenes y a familias en riesgo de exclusión social el acceso a una vivienda.

A pesar de que el pleno del Ayuntamiento de Logroño aprobó hace dos años la creación de un parque público de viviendas, ha reprochado al Gobierno local que "aún lo estamos esperando, para poder elaborar un Plan que fomente el uso de los inmuebles vacíos".

De esta forma, ha indicado que, tanto las viviendas de titularidad pública como las de propiedad financiera, podrían destinarse al alquiler social para que "las familias que más lo necesitan puedan disponer de un hogar, sin tener que destinar a él más del 20 % de sus ingresos".

También ha planteado el fomento de ayudas, tanto municipales como regionales, que "incentiven a los jóvenes a emanciparse y disponer de una vivienda a un precio justo, ya que, en la actualidad, se ven obligados a vivir con sus padres por falta de recursos".

Por último, Blanco ha propuesto disponer de una bolsa municipal de "alquiler social" para familias en riesgo de exclusión, así como la creación de ayudas que permitan a los logroñeses "alquilar una vivienda acorde a sus necesidades y capacidades económicas".

Con todas estas medidas, ha subrayado, "se podría parar el aumento abusivo del precio del alquiler", dado que "todos los logroñeses tienen derecho a encontrar una vivida digna donde desarrollar su familia y su vida, con un precio justo".