La Rioja

Zaragoza, 16 abr (EFE).- Ibercaja ha activado un plan de apoyo para los agricultores y ganaderos afectados por la crecida del Ebro en el que se contemplan nuevas líneas de financiación en condiciones especiales que permitan subsanar los desperfectos que ha provocado la subida del nivel del agua.

El objetivo de la iniciativa es garantizar la viabilidad de las explotaciones que han sufrido destrozos en sus cultivos, granjas o instalaciones, de modo que los productores puedan continuar realizando su actividad, según ha informado la entidad bancaria en una nota de prensa.

Las oficinas de Ibercaja cuentan con especialistas en mercado Agro para atender a los afectados y ofrecerles una solución adaptada a sus casos particulares.