La Rioja

Logroño, 14 mar (EFE).- El portavoz del equipo de Gobierno Municipal de Logroño, Miguel Sáinz, ha negado hoy la "acusación de arboricidio", proveniente de Cambia Logroño, ya que "no eliminamos árboles", y ha recordado que la capital riojana, junto con Vitoria y Pamplona, lideran el "ranking de ciudades con más superficie verde".

Sáinz, durante la rueda informativa posterior a la Junta, ha negado "semejante acusación", ya que "en esta ciudad disponemos de más de 40.00 árboles, con un ejemplar por cada 3,5 habitantes, y por cada logroñés hay 36 metros cuadrados de superficie verde".

El pasado día 9, el portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, en una rueda informativa, calificó de "arboricidio salvaje" la tala producida el día anterior en la calle Club Deportivo de "once árboles que durante 40 años han acompañado a los logroñeses y que forman parte del patrimonio natural de la ciudad".

Sáinz también se ha referido a la campaña de invierno, que ha comenzado, en la que durante los próximo meses se van a plantar más de 600 nuevos árboles en zonas verdes y alcorques de la ciudad.

Además, ha argumentado que "disponemos de un Plan Director de Gestión de Arbolado y Zonas Verdes en Logroño, el primero que dispone esta ciudad aprobado en Pleno Municipal e impulsado por este Equipo de Gobierno".

Este Plan "nos garantiza que cualquier actuación llevada a cabo sobre los árboles está sometida a criterios técnicos con el único objetivo de prolongar y mejorar la calidad de vida de las plantas, árboles y arbustos".

Se trata de un Plan que también garantiza que "cualquier que se remodela contempla siempre la asistencia de árboles" y el árbol que se debe plantar en cada espacio de la ciudad en función de distintos motivos de seguridad vial, de movilidad urbana y de tránsito peatonal, para "encontrar los lugares adecuados de cada especie".

En el caso concreto de la intersección de las calles Club Deportivo y República Argentina, ha aclarado que "los árboles han sido retirados para garantizar la seguridad vial, a través de un proyecto que venían demandando los vecinos y la comunidad educativa del colegio Escolapias".

Son unas obras que se desarrollan con el objetivo de "aumentar la seguridad vial de peatones y vehículos", cuyos detalles ha incidido en que "se han presentado a vecinos y representantes del centro escolar, por lo que no hemos ocultado nada a nadie".

Ha reconocido que se han eliminado seis árboles y ha incidido en que "se van a plantar 600 más en los próximos meses", por lo que, "de arboricidio nada, por mucho que algunos se quieran rasgar las vestiduras y quieran encadenarse a los árboles, la realidad es otra", en alusión a las críticas del grupo Cambia Logroño.