La Rioja

(Esta información sustituye a la LG3028 por un error en la palabra CNMC en la última letra del titular y en el primer párrafo)

Logroño, 14 mar (EFE).- El Ilustre Colegio de Abogados de La Rioja (ICAR) ha asegurado hoy que va a impugnar ante la Audiencia Nacional la resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que impone a este organismo una sanción de 90.000 euros por realizar una recomendación de precios.

Esta multa, que asciende a 1,45 millones de euros para nueve colegios de abogados, obedece a un expediente abierto tras una denuncia de Bankia, por las costas de los pleitos masivos que presentaron los accionistas reclamando la inversión realizada en la salida a bolsa de la entidad en 2011.

En un comunicado, el ICAR ha recalcado que la resolución no es firme, por lo que interpondrá el correspondiente recurso contencioso administrativo.

El colegio riojano ha rechazado que los criterios de honorarios que emplea para la resolución única y exclusiva de los procedimientos de tasación de costas y jura de cuentas constituyan recomendaciones colectivas de precios que "restrinjan de alguna manera la libre competencia".

"Es evidente que los honorarios de los abogados en España se fijan libremente entre estos y sus clientes a través de la firma de la correspondiente hoja de encargo profesional", ha subrayado.

Según el ICAR, la supresión de estos honorarios imposibilita a los colegios de abogados el llevar a cabo una función que le atribuye la Ley, que es manifestar su parecer sobre la corrección o no de las minutas discutidas en ese tipo de procedimientos, contribuyendo en todo caso a dar seguridad jurídica a los ciudadanos que pueden conocer a que se enfrentan en el supuesto de perder un procedimiento judicial.

Por otra parte, ha señalado que la determinación final de los honorarios correctos es "función exclusiva" de los Juzgados y Tribunales y ha agregado que la existencia de criterios orientadores está "legitimada" por la Ley de Colegios Profesionales en su disposición adicional cuarta.

Además, ha argumentado que el Pleno de la Comisión de la Competencia resolvió en contra de la propuesta de resolución dictada por el órgano encargado de la instrucción del procedimiento, que proponía el archivo del expediente al considerar que no se había cometido ninguna infracción de la Ley de Defensa de la Competencia.

Ha incidido en que la situación es "todavía más sangrante" para el Colegio de Abogados de La Rioja, porque en el caso de los demás colegios se impone aplicando un tanto por ciento sobre el "importe de negocio" en el ejercicio de 2017, o en defecto de éste sobre el ejercicio 2016.

Sin embargo, en el caso del ICAR se han sumado los ingresos de la suma de los ejercicios 2010 a 2016, ambos inclusive, lo que con independencia de cualquier otra consideración, supone "un agravio" a esta entidad.

Por ello, con independencia del recurso contencioso administrativo que se interpondrá sobre el fondo del asunto, se ha presentado la correspondiente solicitud de aclaración de la resolución en orden a la cuantificación de la sanción impuesta a este Colegio de Abogados.