La Rioja

Logroño, 14 mar (EFE).- El portavoz del Grupo Municipal Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha denunciado que la empresa responsable de la gestión del CCR, Construcciones Reformas y Saneamientos Ferrer, ha cambiado su nombre a Sapje para "evitar pagar los 4.730 euros que debía al Ayuntamiento a través de impuestos, multas y plusvalías".

Peña ha explicado hoy, en una comparecencia informativa, que esta empresa ha cambiado su denominación, por lo que "no pagaba las distintas cantidades que debía, entre octubre de 2013 y agosto de 2017, hasta que el Ayuntamiento ha condonado su deuda, junto a otras empresas".

"Una empresa que con otro nombre continúa prestando sus servicios en Logroño y gestiona Deportes Ferrer, ahora ubicado en el barrio de Siete Infantes", ha matizado.

De esta forma, el portavoz de Cambia Logroño ha informado de los "últimos datos relacionados con el "descontrol" del Centro de la Cultura del Rioja (CCR) y su "despropósito", ya que, "casi dos años después de su cierre, continúan saliendo sorpresas".

Entre estas "sorpresas", ha indicado que el Consistorio logroñés "continúa pagando el mantenimiento del ascensor del edificio" y, a pesar de que lleva cerrado desde finales de junio, la empresa responsable ha recibido por este concepto 500 euros cada trimestre, "3.500 euros que se regalan porque parece que al Ayuntamiento le sobra el dinero".

Este hecho, ha reconocido, es "incomprensible", dado que "una de dos, o se trata de una gestión desastrosa por parte del Ayuntamiento o se le está regalando dinero a una empresa por la cara".

Por otra parte, después de un año y nueve meses del cierre del CCR, ha lamentado que "sigue sin resolverse el contrato con la empresa adjudicataria", lo que pone de manifiesto "lo lento que hace el Ayuntamiento las cosas cuando quiere y lo rápido que lo hace en otras ocasiones".

Por todo ello, ha criticado "el despilfarro y la falta de gestión en todo lo relacionado con el CCR", que su grupo ha denunciado por diversos motivos desde marzo de 2016 y, en esta ocasión, ha subrayado, "con el dinero público no se juega".

Peña ha emplazado a la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, y a todos los concejales de su equipo de Gobierno a que "se hagan cargo con su dinero del mantenimiento del ascensor de este edificio y de la cantidad que no pagan sus amigos", ya que "una empresa no puede dejar de deber dinero".