La Rioja

Logroño, 14 mar (EFE).- Enfermeras y auxiliares de la Comunidad Autónoma de La Rioja (CAR) se han concentrado hoy frente al Palacio de Gobierno para exigir su integración en el Servicio Riojano de Salud (SERIS), decisión que entienden que corresponde a las Consejerías de Salud y Políticas Sociales.

Así lo han explicado en declaraciones a los periodistas la responsable de la Sección Sindical de CCOO, Belén Jiménez, y la responsable del Sector Autonómico del sindicato, Susana García, al inicio de la concentración, convocada por este sindicato.

Esta situación se produce, principalmente, por tratarse de un colectivo mayoritariamente femenino y con "escasa visibilidad e injustamente infravalorado", han indicado.

El colectivo de auxiliares y enfermeras de la Comunidad, según sus datos, unas 200 personas, ha reivindicado con esta protesta el cumplimiento de los acuerdos firmados desde el año 2008 para su inclusión en el SERIS, que, según han indicado, nunca han llegado a cumplirse.

Otro punto fundamental de las reivindicaciones de este colectivo es la petición de una baremación única de los méritos para evitar "discriminaciones" al personal sanitario de la Comunidad Autónoma de La Rioja, que creen que padece una desigualdad en los procesos de acceso al SERIS.

También reclaman una subida de nivel de forma progresiva, de hasta el 17 para las auxiliares, y el 23 para las enfermeras, así como la creación de un complemento de movilidad del paciente, tal y como existe en otras comunidades autónomas.

Estas medidas servirían para compensar el "desajuste" salarial de este colectivo y sus "limitaciones" de crecimiento profesional, han precisado.

Este sindicato ha convocado otra protesta similar el próximo día 13 frente al Palacio Regional y tiene previsto continuar las movilizaciones hasta que, según han indicado, el Gobierno se siente a negociar.