La Rioja

Logroño, 15 feb (EFE).- Un total de 83 hogares de Logroño reciben diariamente el servicio municipal de Comida a Domicilio con "calidad certificada y una alta satisfacción por parte de los usuarios", ha informado hoy la alcaldesa de la ciudad, Concepción Gamarra.

Gamarra ha compartido con los miembros del Consejo de Mayores de la Ciudad -en el que están representadas las diferentes asociaciones de mayores- la presentación del Servicio de Comida a Domicilio del Ayuntamiento de Logroño.

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa ha precisado que ha habido un aumento en el número de hogares que reciben este servicio respecto a los 49 usuarios de partida.

El acto ha consistido en una degustación de diferentes platos representativos de los menús que la empresa está sirve diariamente a estos hogares.

El servicio lo presta desde el pasado mes de septiembre la empresa Trabajo Social y Servicios La Rioja (TSYS) después de que los problemas surgidos con la anterior adjudicataria llevaran al Ayuntamiento a recuperar el contrato y volverlo a licitar, ha informado la alcaldesa

Además, se introdujeron nuevos requisitos a fin de establecer un control más exhaustivo de la calidad nutricional de los menús, la cantidad de alimentos servidos así como de los procesos de elaboración y traslado de los mismos desde las cocinas de la empresa a los hogares de los usuarios.

"La satisfacción en estos meses es total -ha señalado Gamarra-. Era un asunto que nos preocupaba mucho porque se trata de un servicio básico prestado a una población muy sensible".

El acto de hoy, ha precisado, tiene como objetivo acercar el servicio a la población de referencia, "que las asociaciones que la representan puedan comprobar por sí mismas tanto la presentación de los platos como probarlos".

Las irregularidades en la prestación del servicio por la anterior empresa llevaron al Ayuntamiento a abrir expedientes sancionadores de más de 50.000 euros que finalmente supusieron la resolución del contrato.

"Administrativamente fue un asunto complejo que finalmente conseguimos solventar con rigor, y siempre en los márgenes que la Ley nos permitía pero con firmeza", ha informado la alcaldesa.

Ha recalcado que, "afortunadamente, esos problemas quedaron atrás y hoy el servicio se está prestando con la total satisfacción de los usuarios".

La empresa TSYS resultó posteriormente adjudicataria por 1.167.075 euros (IVA incluido) por un periodo de duración desde agosto de 2017 a julio de 2020.

Dentro de las bases de concesión del contrato se detallaban una serie de obligaciones san sanitarias y de alimentación, para garantizar la correcta prestación del servicio, según ha informado el Ayuntamiento.

Dentro de las obligaciones también está que la Administración puede solicitar la eliminación de algún menú o producto cuando existan recomendaciones de organizaciones sanitarias que limiten su consumo o propongan su retirada.