La Rioja

Logroño, 14 feb (EFE).- El Tribunal Laboral de La Rioja -órgano extrajudicial y paritario para resolver conflictos laborales- se plantea el reto, a corto plazo, de ser capaz de responder a conflictos colectivos y huelga, para lo que estudia dotarse de un cuerpo de árbitros de reconocido prestigio en este ámbito.

Así lo han explicado hoy, en una rueda informativa, los miembros de su patronato, Eduardo Fernández, en representación de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER) y presidente de este órgano, y los secretarios generales de UGT, Jesús Izquierdo, y CCOO, Jorge Ruano, en la que han presentado un balance de las actuaciones de este órgano e 2017.

Se trata, han indicado, de articular unas bases sólidas con un cuerpo de mediadores y, en especial de árbitros, al igual que existe en otros tribunales laborales de España, que permitan mediar en conflictos laborales y huelgas que no puedan sobrevenir a la negociación colectiva.

Actualmente, el Tribunal Laboral se dota de unos mediadores y árbitros validados por las partes que lo integran -FER, UGT y CCOO-, pero el reto es dotarse de un cuerpo de especialistas en derecho laboral, jurídico y de la Administración, que puedan ser puestos a disposición de la sociedad riojana para que puedan mediar y arbitrar, fundamentalmente, en las huelgas.

Han eludido adelantar la fecha en la que el Tribunal Laboral estará dotado de este cuerpo de especialistas, pero han indicado que será en un futuro inmediato.

Ruano ha explicado que, en la actualidad, cualquier conflicto sectorial o de empresa en el que haya una convocatoria de huelga tiene que acabar, obligatoriamente, en la Inspección de Trabajo, donde los plazos son menores y es más difícil, en ocasiones, conseguir una mediación porque los plazos ya están establecidos.

Entienden que la Administración Pública también debe aportar sus conocimientos y, en este contexto, aportar funcionarios especializados, fundamentalmente inspectores de trabajo.